Saltar al contenido

¿Cómo se llaman los animales que son macho y hembra?

marzo 28, 2022

Casa de los animales

Si crees que los sustantivos masculinos en español se usan siempre para referirse a los hombres y los femeninos para referirse a las mujeres, tu suposición sería errónea, especialmente cuando se trata de animales.

Como la mayoría de los sustantivos, los nombres de casi todos los animales son masculinos o femeninos. Por ejemplo, la palabra que designa a la jirafa, jirafa, es femenina y puede utilizarse para referirse a cualquier jirafa, sea macho o hembra. Del mismo modo, rinoceronte es masculino y puede utilizarse para referirse a rinocerontes de cualquier sexo.

Algunos animales tienen nombres diferentes para cada sexo. Por ejemplo, un perro es un perro macho, y una perra es un perro o perra hembra. Los nombres no tienen por qué ser tan parecidos: una vaca es una vaca, mientras que un toro es un toro, aunque se refieran a la misma especie animal. Como en estos ejemplos, es común, aunque no universal, que los animales con nombres diferenciados por sexo en español tengan también nombres diferenciados en inglés.

Por lo general, se puede pensar que la forma masculina es el nombre por defecto para el tipo de especie. Así, si no se sabe si un gato es macho o hembra, está bien referirse a él como un gato. Pero si se sabe que un gato es hembra, se le puede llamar una gata.

Perro macho y hembra llamados

Para la Madre Naturaleza, el sexo biológico no es siempre una propuesta de uno u otro. Algunas especies vienen con órganos femeninos y masculinos que funcionan simultáneamente. Otras cambian de hembra a macho o viceversa, según las necesidades o las condiciones del entorno. Las razones de esta movilidad fluida son variadas: Algunas son procesos naturales que ofrecen a las especies flexibilidad reproductiva, mientras que otras no son tan naturales, a menudo provocadas por el aumento de las temperaturas globales.

De color naranja brillante con tres barras blancas, los peces payaso son hermafroditas secuenciales, nacidos de un sexo pero capaces de cambiar al otro si es necesario. En este caso, el cambio, que se denomina protandria, va de macho a hembra.

Así es como funciona: Los peces payaso viven en grupos en los que sólo dos miembros son sexualmente maduros, un macho grande y una hembra aún más grande. El resto son machos más pequeños, sexualmente inmaduros. Si algo le ocurre a la hembra de la pareja reproductora, su compañero macho se transforma en hembra y selecciona al siguiente macho más grande del grupo para que se convierta en su nueva pareja.

Nombres de animales para bebés

La gente tiende a describir los materiales que pueden doblarse y transformarse fácilmente como plástico. La mayoría de esos materiales están hechos de polímeros, a menudo creados a partir de combustibles fósiles. Pero incluso los comportamientos pueden doblarse y transformarse. En ese sentido, también pueden considerarse plásticos.

Paul Vasey trabaja en la Universidad de Lethbridge, en Alberta (Canadá). Como psicólogo comparativo, estudia los comportamientos de los animales. Y se ha dado cuenta de que el comportamiento de los animales en función de su sexo biológico a menudo no es rígido ni inmutable. Algunos comportamientos pueden parecer bastante plásticos.

Para comparar comportamientos entre especies, es importante tener en cuenta algunas diferencias importantes, señala Vasey. Por ejemplo: “Cuando se tiene una identidad, hay que tener un concepto del yo”. De hecho, la identidad y el género están estrechamente unidos en las personas. Puede ser casi imposible desenredarlas.

Pero fuera de los grandes simios, dice, hay muy poca evidencia de un concepto de “yo” en los animales. Esto significa que los animales no tienen la sensación de actuar como hombres o como mujeres. Se limitan a expresar comportamientos típicos -y a veces no típicos- del sexo al que pertenecen. A pesar de ello, hay muchos ejemplos de intersexualidad en el reino animal. Estos signos de ambos sexos pueden manifestarse tanto en los comportamientos como en los rasgos físicos.

Humano hermafrodita

La teoría de la evolución de Darwin rige el reino animal: para sobrevivir y reproducirse con éxito, los organismos cambian con el tiempo para adaptarse mejor a su entorno mediante modificaciones físicas o de comportamiento. Desde los animales salvajes que cambian su dieta y los que utilizan el camuflaje para depredar o huir, hasta los pájaros urbanos que montan sus nidos en los edificios en lugar de en los árboles, la adaptación es clave.

Uno de los rasgos evolutivos más interesantes y raros se da en los animales que poseen órganos masculinos y femeninos (lo que se conoce como hermafroditismo). Algunas especies pueden incluso alternar entre ambos sexos para obtener ventajas reproductivas. He aquí 7 increíbles ejemplos de selección natural.

Aunque la genética influye sobre todo en el sexo, el medio ambiente desempeña un papel importante en algunas especies. Los investigadores han empezado a observar una tendencia inusual entre las ranas que viven en estanques suburbanos contaminados. Se ha demostrado que un gran número de ranas macho invierten su sexo. Los estudios demuestran que el pesticida atrazina es la causa del cambio de sexo. Cuando el producto químico llega a los lagos y ríos, suprime la producción de la hormona sexual de las ranas macho, la testosterona, mientras aumenta el estrógeno, la hormona sexual femenina.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad