Saltar al contenido

¿Cómo duele el pecho por ansiedad?

abril 15, 2022

Síntomas de un ataque de pánico

Una oleada de miedo le invade: le duele el pecho, el corazón se agita y no puede respirar. Estos síntomas clásicos de la ansiedad suelen confundirse con un ataque al corazón, y con razón. La agitación emocional desencadena la liberación de hormonas del estrés, que actúan en las mismas áreas del cerebro que regulan las funciones cardiovasculares, como la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

La ansiedad suele viajar en compañía de sus secuaces: el estrés y la depresión. De hecho, la ansiedad y la depresión son probablemente expresiones diferentes de una biología subyacente compartida. Hasta dos tercios de las personas con trastornos de ansiedad también sufren depresión en algún momento de su vida, y más de la mitad de las personas con depresión también tienen un trastorno de ansiedad. El estrés prolongado e incesante puede ser un precursor de ambos trastornos.

El estrés, la ansiedad y la depresión pueden considerarse como una familia de problemas relacionados. Es difícil distinguirlos. Por ejemplo, dos personas pueden tener una biología similar, pero una de ellas es ansiosa, mientras que la otra está más deprimida.

Dolor de pecho por ansiedad durante todo el día

Los artículos de Verywell Health son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud. Estos revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y en caso de actualizaciones sustanciales. Más información.

Los ataques de ansiedad son sentimientos intensos de miedo. Pueden causar dolor en el pecho y hacer que se preocupe por las enfermedades del corazón. Pueden tener un desencadenante obvio, pero no siempre.Evitar los ataques de ansiedad puede hacer que se eviten lugares o situaciones que podrían ser desencadenantes. Los ataques de ansiedad también pueden provocar falta de aire, dolor muscular, aceleración del ritmo cardíaco y otros síntomas físicos.

También pueden utilizar un electrocardiógrafo, que muestra el funcionamiento de su corazón. Durante un ataque de pánico, puede mostrar un ritmo rápido o irregular. Pero no mostrará los cambios típicos que se observan en los ataques cardíacos o en la angina de pecho.

El dolor torácico provocado por la ansiedad puede ser fugaz, agudo y aterrador. El personal sanitario suele poder determinar la causa del dolor cardíaco a partir de su historial médico y de un examen. También pueden utilizar un electrocardiograma. Los ataques de ansiedad pueden ser un factor de riesgo de enfermedad arterial coronaria.

Opresión en el pecho por ansiedad

Si usted es uno de los 40 millones de estadounidenses que padecen un trastorno de ansiedad, es probable que haya experimentado no sólo síntomas mentales y emocionales, sino también físicos, especialmente si ha sufrido un ataque de pánico o ansiedad. Los síntomas físicos de la ansiedad pueden ser dolorosos, molestos y, a veces, incluso aterradores.

Dado que el pecho alberga órganos importantes como los pulmones y el corazón, es comprensible que la sensación de malestar en esta zona pueda asustarle. Por desgracia, esto puede provocar aún más ansiedad.

Aunque puede ser aterrador y doloroso, las personas que sufren de ansiedad pueden consolarse sabiendo que hay una razón para este síntoma incómodo: es el cerebro y el cuerpo tratando de protegerlo de un factor de estrés real o percibido.

Aunque puede resultar alarmante, el dolor torácico por ansiedad es fugaz. El dolor suele durar unos 10 minutos, aunque otros síntomas de ansiedad o ataque de pánico (como mareos, falta de aire o náuseas) pueden durar más tiempo.

Algunas personas que sufren ataques de pánico o ansiedad también pueden sentir dolor en la zona del pecho durante unas horas después del ataque, debido a las intensas contracciones musculares en la pared del pecho que se produjeron durante el ataque.

Dolor de pecho por fibromialgia

¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad? En esta página explicamos cómo puede afectarle la ansiedad y los síntomas que puede experimentar. También puede leer más sobre las formas de controlar la ansiedad y los posibles tratamientos.

Los ataques de pánico se producen cuando la respuesta normal del cuerpo al miedo, el estrés o la excitación es exagerada, y se produce una rápida acumulación de respuestas físicas. La respiración se acelera y el cuerpo también libera hormonas, por lo que el corazón late más rápido y los músculos se tensan.

Los ataques de pánico pueden producirse con regularidad o pueden ocurrir una vez y nunca más. Pueden ser muy aterradores si sientes que no puedes respirar. También puede entrar en pánico si un brote de sus síntomas incluye la sensación de falta de aire mucho más de lo habitual. Su ansiedad, a su vez, le hará sentir aún más falta de aire.

Durante un ataque de pánico, la gente suele respirar en exceso o hiperventilar.    Si empiezas a respirar demasiado rápido en respuesta a un ataque de pánico, puedes inhalar más oxígeno del que tu cuerpo necesita. Al hacerlo, se altera el delicado equilibrio de los gases en los pulmones. Normalmente, una cantidad de dióxido de carbono permanece en la sangre. Si inhalas demasiado aire con demasiada frecuencia, el dióxido de carbono es expulsado a través de los pulmones y esto afecta a los mensajes que recibe el cerebro para indicarte que respires.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad