Saltar al contenido

¿Cómo se dividen las capacidades motrices?

marzo 24, 2022
¿Cómo se dividen las capacidades motrices?

Aprendizaje motor

¿Qué son las habilidades motrices? ¿Qué son las habilidades motrices? Las habilidades motrices son esenciales para la vida cotidiana. Las habilidades motrices son los movimientos que realiza nuestro cuerpo para llevar a cabo funciones cotidianas como levantar, mover, escribir y hablar. Las habilidades motrices que posee un adulto comienzan a desarrollarse al nacer y continúan durante la infancia y los primeros años de la vida adulta. Las habilidades motrices se clasifican en habilidades motrices gruesas y habilidades motrices finas. Una persona necesita dominar ambas para adquirir un movimiento sólido. La motricidad gruesa afecta a los brazos, las piernas y el tronco del cuerpo. La motricidad fina afecta a pequeños grupos musculares, como los movimientos de la mano o la muñeca. Las habilidades motrices son importantes en el desarrollo de la primera infancia. El dominio de muchas habilidades motoras es importante para las funciones diarias normales. Las cinco habilidades motrices básicas son sentarse, levantarse, caminar, correr y saltar. Algunas de las razones por las que las habilidades motoras son importantes son:

Tipos de habilidades motrices¿Cuáles son los tipos de habilidades motrices? Todas las funciones motrices pueden clasificarse como de motricidad gruesa o de motricidad fina, como se ha descrito anteriormente. Las habilidades motoras también pueden definirse como motoras cerradas, motoras abiertas, motoras en serie y motoras discretas. Las habilidades motrices cerradas son las que pueden realizarse en un entorno estable y predecible. Las habilidades motoras abiertas son habilidades que se desarrollan en un entorno incontrolado e inestable. Las habilidades motrices discretas son movimientos que son rápidos y deliberados, y una serie de movimientos discretos juntos constituyen habilidades motrices en serie. A continuación se describen con más detalle estos distintos tipos de habilidades. Habilidades motrices gruesasLas habilidades motrices gruesas son las que implican a los grandes grupos musculares de los brazos, las piernas y el tronco del cuerpo. Estas habilidades implican movimientos de todo el cuerpo. Las habilidades motrices se ponen de manifiesto en actividades cotidianas como caminar, correr o hacer deporte. Aunque el uso de las habilidades motrices se produce automáticamente para la mayoría de las personas, son muy complejas. Las habilidades motoras gruesas requieren la coordinación y el uso del sistema neurológico y son esenciales para las siguientes movilidades:

Habilidades motoras gruesas

En la literatura sobre el desarrollo motor, las habilidades de movimiento fundamentales se dividen en tres constructos: habilidades locomotoras, de control de objetos y de estabilidad. La mayoría de las investigaciones sobre las habilidades fundamentales del movimiento se han centrado en la competencia de los niños en las habilidades locomotoras y de control de objetos. El primer objetivo de este estudio fue validar una batería de pruebas para evaluar el constructo de habilidades de estabilidad, en niños de 6 a 10 años (edad M = 8,2, SD = 1,2). En segundo lugar, se evaluó cómo el constructo de habilidades de estabilidad encajaba en un modelo de habilidad de movimiento fundamental.

Se utilizó el método Delphi para seleccionar la batería de habilidades de estabilidad. Se utilizó el análisis factorial confirmatorio (AFC) para evaluar si las habilidades se cargaban en el mismo constructo y se desarrolló un nuevo modelo de FMS mediante un modelo de ecuaciones estructurales.

Se seleccionaron tres tareas de control postural (el rollo de tronco, el balanceo y el apoyo de la espalda) porque tenían una buena validez facial y de contenido. Estas habilidades también demostraron una buena validez predictiva, ya que los gimnastas obtuvieron una puntuación significativamente mejor que los niños sin entrenamiento gimnástico y los niños de una escuela de nivel socioeconómico alto obtuvieron mejores resultados que los de escuelas de nivel socioeconómico medio y bajo, y los niños de nivel socioeconómico medio obtuvieron mejores resultados que los niños de nivel socioeconómico bajo (todos p < 0,05). Las pruebas de fiabilidad entre evaluadores fueron excelentes para las tres habilidades (ICC = 0,81, 0,87, 0,87), al igual que la fiabilidad entre pruebas (ICC 0,87-0,95). El AFC proporcionó una buena validez de constructo y la modelización de ecuaciones estructurales reveló que las habilidades de estabilidad eran un factor independiente en un modelo global de FMS que incluía habilidades locomotoras (r = 0,88), de control de objetos (r = 0,76) y de estabilidad (r = 0,81).

Desarrollo cognitivo

Como padre o madre primerizos, es probable que hayas oído los términos «desarrollo de la motricidad fina» y «desarrollo de la motricidad gruesa». Estas habilidades de desarrollo se mencionan a menudo en los artículos de las revistas e incluso en los envases de los juguetes. Pero para aquellos que oyen estos términos «desarrollo de la motricidad fina y de la motricidad gruesa» y se preguntan: «¿cuál es la diferencia? Pues no se pregunten más.

Según la Enciclopedia de la Salud Infantil, «las habilidades motoras son acciones que implican el movimiento de los músculos del cuerpo. Se dividen en dos grupos: habilidades motoras gruesas y habilidades motoras finas». Las habilidades motrices gruesas o grandes incluyen cualquier movimiento grande que realicen los brazos, las piernas, los pies o incluso el cuerpo en su conjunto. Mientras que las habilidades motoras finas o pequeñas son acciones más pequeñas que requieren el uso de grupos musculares como las manos, las muñecas, los dedos de los pies, los labios y la lengua. Por lo general, ambos tipos de habilidades motoras se desarrollan simultáneamente, ya que muchas habilidades requieren el esfuerzo combinado de grupos musculares pequeños y grandes.

Motricidad fina infantil

Debido a que existen diferentes definiciones y clasificaciones para las habilidades motrices, se incluyeron variaciones del MSAT, incluyendo el cuestionario de habilidades motrices, herramientas de evaluación orientadas al producto, o herramientas de evaluación orientadas al proceso de al menos una habilidad motriz gruesa, o habilidades motrices finas u otras subescalas (por ejemplo, estabilidad, equilibrio), herramientas de pruebas detalladas, y todas las medidas evaluativas mencionadas en el estudio.

En cuanto a la traducción de las herramientas, sólo Hua mostró información sobre la traducción del MABC-2, y un traductor independiente retrotradujo la información [35]. Aproximadamente la mitad de los estudios describieron el proceso de contratación y formación de los evaluadores. Li sólo mencionó que los probadores especialmente entrenados calificaron el rendimiento motor de los participantes de acuerdo con los criterios de puntuación [36]. Los demás estudios mostraron los detalles de la formación, incluyendo el proceso de prueba, los elementos del instrumento, las normas de puntuación, la gestión de la seguridad y la evaluación de la práctica [35, 41, 43, 45].

Tres estudios verificaron tanto la fiabilidad como la validez de los instrumentos internacionales [35, 39, 45]. La puntuación de fiabilidad compuesta de las habilidades locomotoras y la subescala de habilidades de control de objetos del TGMD-2 fue de 0,75 y 0,67 respectivamente. Para determinar el grado de convergencia, se calculó la r de Pearson y se demostró que la correlación entre las subescalas era de 0,56. Además, los valores de la varianza media extraída eran superiores al coeficiente de correlación de Pearson, lo que sugería que las subescalas del TGMD-2 tenían validez discriminante [39]. Los CCI de «tacones levantados» y «rastro de dibujo» en el MABC-2 eran buenos pero inferiores a 0,9, y si se eliminaban los ítems «tacones levantados» y «rastro de dibujo», el coeficiente alfa de Cronbach aumentaba. Además, la correlación entre los componentes del MABC-2 y el PDMS-2 era entre alta y débil. Estos resultados indicaron que la fiabilidad y la validez de la banda de edad 1 (3-6 años) del MABC-2 eran justas [35]. La fiabilidad de la consistencia interna (0,81, alfa de Cronbach), la fiabilidad test-retest (r = 0,974) y la fiabilidad entre evaluadores (r = 0,983) eran buenas; la validez de constructo era aceptable, lo que indicaba que el TGMD-3 era un instrumento adecuado [45].

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad