Saltar al contenido

¿Cuáles son los 13 sentidos del ser humano?

abril 14, 2022

Los sentidos humanos

Para la mayoría de las personas, la visión es el sentido más importante. De hecho, la visión es crucial en muchas situaciones de nuestra vida cotidiana, como la lectura de este artículo. Además, una gran parte del cerebro humano se dedica a procesar la información visual, mientras que la información de los demás sentidos se procesa en regiones cerebrales mucho más pequeñas. Sin embargo, no debemos olvidar la importancia de nuestros otros sentidos demasiado rápido. Cada sentido nos proporciona una información única sobre nosotros mismos y el mundo. En otras palabras, cada sentido capta un aspecto diferente de la realidad. Si entendemos esto, podemos empezar a apreciar la riqueza y la diversidad de nuestras capacidades sensoriales de una manera nueva. Podemos estar agradecidos de tener todos nuestros sentidos y de que nos den un acceso tan diverso al mundo.

Los seres humanos tienen cinco sentidos: la vista, el oído, el tacto, el olfato y el gusto. Todos estos sentidos son importantes en nuestra vida cotidiana. Sería una pena que no pudiéramos saborear y oler la tarta de cumpleaños que nos han preparado nuestras familias, oír conversaciones o escuchar música, ver el mundo que nos rodea o sentir el abrazo de un amigo. Sin embargo, ¿qué crees que es tu sentido más importante? En otras palabras, ¿qué sentido le daría más miedo perder? Hice esta pregunta en una encuesta online. Respondieron 91 personas, de las cuales 67 afirmaron que lo que más les asustaba era perder el sentido de la vista (Figura 1). Es decir, unas tres cuartas partes de los encuestados, una mayoría abrumadora. ¿A qué se debe esto?

1

Este artículo puede ser demasiado técnico para la mayoría de los lectores. Por favor, ayude a mejorarlo para que sea comprensible para los no expertos, sin eliminar los detalles técnicos. (Mayo 2021) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

En los organismos, un órgano sensorial consiste en un grupo de células sensoriales interrelacionadas que responden a un tipo específico de estímulo físico. A través de los nervios craneales y espinales (nervios de los sistemas nerviosos central y periférico que transmiten la información sensorial hacia y desde el cerebro y el cuerpo), los diferentes tipos de células receptoras sensoriales (como mecanorreceptores, fotorreceptores, quimiorreceptores, termorreceptores) en los órganos sensoriales transducen la información sensorial desde estos órganos hacia el sistema nervioso central, llegando finalmente a las cortezas sensoriales en el cerebro, donde las señales sensoriales son procesadas e interpretadas (percibidas).

Los animales no humanos experimentan la sensación y la percepción, con distintos niveles de similitud y diferencia con los humanos y otras especies animales. Por ejemplo, los mamíferos en general tienen un sentido del olfato más fuerte que los humanos. Algunas especies animales carecen de uno o más sistemas sensoriales análogos a los humanos y otras tienen sistemas sensoriales que no se encuentran en los humanos, mientras que otras procesan e interpretan la misma información sensorial de maneras muy diferentes. Por ejemplo, algunos animales son capaces de detectar campos eléctricos[8] y magnéticos,[9] la humedad del aire.[10] o la luz polarizada,[11] Otros perciben y perciben a través de sistemas alternativos como la ecolocalización.[12][13] Teorías recientes sugieren que las plantas y los agentes artificiales, como los robots, pueden ser capaces de detectar e interpretar la información ambiental de forma análoga a los animales.[14][15][16]

5

A primera vista, la figura 8.7.1 parece ser sólo puntos de color al azar, pero en ella se esconde la forma tridimensional de una abeja. ¿Puedes verla entre los puntos? Esta figura es un ejemplo de estereograma, que es una imagen bidimensional que, cuando se ve correctamente, revela un objeto tridimensional. Si no puedes ver la imagen oculta, no significa que haya algo mal en tus ojos. Todo depende de cómo interprete tu cerebro lo que perciben tus ojos. Los ojos son órganos sensoriales especiales, y la visión es uno de nuestros sentidos especiales.

El cuerpo humano tiene dos tipos básicos de sentidos, llamados sentidos especiales y sentidos generales.  Los sentidos especiales tienen órganos sensoriales especializados que recogen la información sensorial y la transforman en impulsos nerviosos. Los sentidos especiales son la visión (para la que los ojos son los órganos sensoriales especializados), la audición (oídos), el equilibrio (oídos), el gusto (lengua) y el olfato (fosas nasales).  Los sentidos generales, en cambio, están asociados al sentido del tacto. Carecen de órganos sensoriales especiales. En su lugar, la información sensorial sobre el tacto es recogida por la piel y otros tejidos corporales, todos los cuales tienen funciones importantes además de recoger información sensorial. Sin embargo, tanto si los sentidos son especiales como generales, todos dependen de unas células denominadas receptores sensoriales.

Sentido del tacto

Este curso explora la filosofía de Rudolf Steiner sobre los Doce Sentidos en relación con el desarrollo humano. Estudiaremos la conferencia de Steiner sobre los 12 sentidos – siete más que los cinco que se entienden generalmente.

La sobrecarga sensorial de la vida moderna puede dejarnos vacíos o incluso sedientos de más estímulos. ¿Cómo podemos encontrar una forma más equilibrada de experimentar y comprender los sentidos humanos? Con una comprensión más profunda del desarrollo saludable de nuestros sentidos, nuestra vida interior y nuestra experiencia del mundo que nos rodea se verán enriquecidas. Esto es especialmente importante en un mundo en el que muchos niños pequeños crecen con privación sensorial.

Tutor: Únase a Tom Hungerford en este grupo de estudio y debate. Tom tiene una amplia experiencia como profesor de educación física, profesor especialista en gimnasia Bothmer, bailarín y acróbata. Durante los últimos 17 años, Tom ha trabajado como profesor de educación física en la Escuela Rudolf Steiner de Melbourne, y como tutor de las principales conferencias antroposóficas de Rudolf Steiner en el Seminario.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad