Saltar al contenido

¿Cuándo se escribe solo y solo?

marzo 23, 2022
¿Cuándo se escribe solo y solo?

Escribe conmigo, nunca escribas solo

Durante la mayor parte de mi vida como escritor, he estado solo. Con esto quiero decir que he escrito solo, pasando mis días en el tipo de confinamiento solitario voluntario que es necesario para el negocio de conseguir la

¿Soy un recluso? Ni mucho menos. Me encanta acompañar mis días de escritura con gente; salgo a comer y a tomar algo con los amigos. Pero la idea de estar rodeado de otros escritores mientras ellos -y, en teoría, yo-

Una vez pasé tres años trabajando en una revista, y ciertamente no echaba de menos la parte de la oficina. Donde otros veían comunidad en los cubículos, yo veía drama y distracción. Además, admito que tengo algunas

No fue hasta que llegué a San Francisco que me convertí en yo misma como escritora, y esa independencia me vino bien. Tenía el control, pero también era protectora de mi trabajo, y competitiva. Tenía un miedo irracional a

que me robaran mis ideas. A veces, para tener compañía, me emparejaba para escribir con compañeros de la escuela de posgrado que se afanaban en disertaciones sobre historia latinoamericana o la neurobiología de los ratones. Su academia,

Escribe conmigo, nunca escribas solo

El mes pasado, el BookCourt de Brooklyn se llenó de público para asistir a la primera entrega de la serie trimestral Red Ink de Michele Filgate, centrada en las escritoras del pasado y del presente. «Encontrar la soledad en un mundo ruidoso» reunió a Katherine Towler (Snow Island, Evening Ferry, The Penny Poet of Portsmouth), Leslie Jamison (The Gin Closet, The Empathy Exams) y Angela Flournoy (The Turner House) en un amplio debate sobre el perfeccionismo, las madres trabajadoras y la importancia artística y el privilegio inherente a la soledad del escritor. El próximo evento de Red Ink, «Writing the Body», tendrá lugar en BookCourt el 22 de septiembre.

Katherine Towler:  La soledad me parece realmente crucial como escritora, y me siento afortunada de haber alcanzado la mayoría de edad como escritora antes de Internet. A finales de los veinte y principios de los treinta, pasé mucho tiempo sola, y a menudo me encuentro añorando esa época en la que podías sentirte tan sola como yo me sentía entonces. Porque creo que hoy es muy difícil para cualquiera de nosotros encontrar esa sensación de soledad; estamos tan conectados a través del mundo digital que encontrar el tipo de soledad que buscaba en aquellos años es mucho más difícil ahora. Para mí, necesito estar rodeada de tiempo y tranquilidad para escribir, y necesito un espacio sólo para pensar, sólo para divagar en mi propia mente. Así que es muy crucial para mí como escritora.

Obispo Briggs – ALGUIEN MÁS

Nuestros centros de distribución están abiertos y los pedidos pueden realizarse en línea. Tenga en cuenta que los envíos pueden retrasarse debido a las precauciones de seguridad adicionales implementadas en nuestros centros y a los retrasos con los transportistas locales.

En Escribir solo y con otros, los aclamados métodos de Schneider están disponibles en un volumen único, bien organizado y muy legible. La primera parte del libro guía al lector a través de los peligros de la vida de escritura en solitario: el miedo, el bloqueo del escritor y los malos hábitos del crítico interno. En la segunda sección, Schneider describe el método del taller Amherst Writers and Artists, ampliamente utilizado en Estados Unidos y en el extranjero. Con más de un centenar de ejercicios de escritura sobre formas de poner en marcha lo bloqueado y estirar lo atascado.

Pat Schneider es fundadora y directora de Amherst Writers & Artists y editora de Amherst Writers & Artists Press. Profesora adjunta en la Graduate Theological Union de Berkeley, California, ha impartido talleres de escritura independientes a nivel nacional e internacional. Su trabajo pionero en el uso de la escritura creativa como medio para empoderar a las poblaciones de bajos ingresos es el tema de un documental premiado, Tell Me Something I Can’t Forget, de Florentine Films. Vive en Amherst, Massachusetts. Peter Elbow es profesor de inglés en la Universidad de Massachusetts, Amherst, y autor de Writing with Power y Everyone Can Write.

Dotan – Numb

Es una pregunta sencilla, pero causa problemas. Por un lado, es agradable que la gente se interese por algo que hago. Si dijera que me gano la vida arreglando tostadoras, dudo que me preguntaran mucho. La gente tiene curiosidad por escribir y eso es genial y halagador. Que sepas que es un placer.

Pero por otro lado, la mano que envuelve a la gente que pregunta porque tiene la inquietud de hacerlo por sí misma, es que escribir libros es un tema tan antiguo y tan trillado por tanta gente famosa que cualquiera que pregunte esperando descubrir un consejo secreto es difícil de tomar en serio.

Esta es la breve y honesta verdad: el 20% de las personas que me preguntan esperan escuchar esto: Cualquiera puede escribir un libro. Quieren permiso. La verdad es que no se necesita. No se necesita ninguna licencia. No hay que hacer ningún examen. La idea de tu libro merece la pena ser escrita si tú crees que lo es. Escribir, a diferencia de publicar, no requiere casi ningún recurso financiero o físico. Una pluma, papel y esfuerzo es todo lo que se necesita desde hace cientos de años. Si Voltaire, el Marqués de Sade y Marina Nemat podían escribir en la cárcel, tú puedes hacerlo en los suburbios, en la comida, en el trabajo o después de que tus hijos se vayan a dormir. Siempre encontrarás excusas si las quieres y la mayoría de la gente lo hace. ¿Por qué? Escribir es un trabajo. No importa lo inteligente que seas o lo genial que sea tu idea, tendrás que dedicarle tiempo y nadie más puede hacerlo por ti.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad