Saltar al contenido

¿Cuántos tipos de cauce existen?

abril 14, 2022

Tributario

Un arroyo es cualquier masa de agua corriente que ocupa un canal. Normalmente se encuentra por encima del suelo, erosionando la tierra por la que fluye y depositando sedimentos en su recorrido. Sin embargo, un arroyo puede estar situado bajo tierra o incluso debajo de un glaciar.

Aunque la mayoría de nosotros hablamos de ríos, los geocientíficos tienden a llamar a todo arroyo. La frontera entre ambos puede ser un poco borrosa, pero en general, un río es una gran corriente superficial. Se compone de muchos ríos o arroyos más pequeños.

Los arroyos pueden ser permanentes o intermitentes, es decir, que se producen sólo una parte del tiempo. Por tanto, se podría decir que la parte más importante de un arroyo es su cauce o lecho, el paso natural o la depresión en el suelo que retiene el agua. El canal siempre está ahí aunque no corra agua por él. La parte más profunda del cauce, la ruta que sigue el último (o primer) trozo de agua, se llama thalweg (TALL-vegg, del alemán «camino del valle»). Los lados del canal, a lo largo de los bordes de la corriente, son sus orillas. El canal de un arroyo tiene una orilla derecha y una orilla izquierda: se sabe cuál es mirando río abajo.

Un muelle es

Los ríos principales, como el río Soar, son los que están bajo la responsabilidad de gestión y mantenimiento de la Agencia de Medio Ambiente; un organismo público no departamental patrocinado por el DEFRA (Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales).

Si está planeando realizar cualquier alteración en un río principal, una estructura de defensa contra inundaciones o se propone llevar a cabo trabajos dentro de una llanura de inundación, es posible que tenga que obtener un permiso medioambiental válido, concretamente un permiso de actividad de riesgo de inundación de la Agencia de Medio Ambiente.

Los cursos de agua ordinarios están bajo la gestión de una autoridad local o Junta de Drenaje Interno, conocida como Autoridad Local Principal de Inundaciones (LLFA), como se indica en la Ley de Gestión de Inundaciones y Aguas (2010).

Tipos de arroyos

Los pequeños arroyos, incluidos los que no fluyen todo el tiempo, constituyen la mayoría de las aguas del país. Pueden ser una llovizna de deshielo que baja por el pliegue de una montaña, un pequeño estanque alimentado por un manantial o una depresión en el suelo que se llena de agua después de cada lluvia y se desborda en el arroyo de abajo. Estas fuentes de agua, a las que los científicos denominan arroyos de cabecera, a menudo no tienen nombre y rara vez aparecen en los mapas, pero la salud de los pequeños arroyos es fundamental para la salud de toda la red fluvial y de las comunidades aguas abajo. Estos pequeños arroyos suelen parecer insignificantes, pero en realidad son muy importantes, ya que alimentan y crean nuestros grandes ríos.En esta página:

¿Te gustan las fotos de esta página? Visita nuestra galería de Flickr para ver más arroyos.Los arroyos de cabecera son los inicios de los ríos, los arroyos más altos de la red fluvial más alejados del punto final del río o de la confluencia con otro arroyo. Los arroyos de cabecera atrapan las aguas de las crecidas, recargan los suministros de agua subterránea, eliminan la contaminación, proporcionan un hábitat para los peces y la vida silvestre, y mantienen la salud de los ríos, lagos y bahías aguas abajo. Dado que los arroyos pequeños y los que fluyen sólo durante una parte del año son la fuente de las aguas dulces del país, los cambios que perjudican a estas cabeceras afectan a los arroyos, lagos y ríos situados aguas abajo.

Un valle es

Un río es un curso de agua natural, generalmente de agua dulce, que fluye hacia un océano, mar, lago u otro río. En algunos casos, un río desemboca en el suelo y se seca al final de su curso sin llegar a otra masa de agua. Los ríos pequeños pueden denominarse con nombres como arroyo, riachuelo, rivera y riachuelo. No existen definiciones oficiales para el término genérico río aplicado a los accidentes geográficos,[1] aunque en algunos países o comunidades un arroyo se define por su tamaño. Muchos nombres de ríos pequeños son específicos de la ubicación geográfica; ejemplos son «run» en algunas partes de Estados Unidos, «burn» en Escocia y el noreste de Inglaterra, y «beck» en el norte de Inglaterra. A veces se define un río como algo más grande que un arroyo,[2] pero no siempre: el lenguaje es impreciso[1].

Los ríos forman parte del ciclo hidrológico. El agua suele acumularse en un río a partir de las precipitaciones a través de una cuenca de drenaje, de la escorrentía superficial y de otras fuentes, como la recarga de aguas subterráneas, los manantiales y la liberación de agua almacenada en el hielo natural y en los paquetes de nieve (por ejemplo, de los glaciares).

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad