Saltar al contenido

¿Qué es la motricidad gruesa y la motricidad fina?

abril 5, 2022

La motricidad gruesa y fina en la infancia

Ahora más que nunca, los niños tienen dificultades para concentrarse, especialmente en sus tareas escolares. Aunque los padres tienden a culpar a las redes sociales de ello, el problema puede ser mayor que el exceso de distracciones en forma de herramientas digitales.

La debilidad de las habilidades motrices puede ralentizar al niño, lo que dificulta su aprendizaje en la escuela. Si esto no se aborda, puede causar un efecto de bola de nieve, disminuyendo profundamente sus posibilidades de éxito en el futuro. Por ello, los padres deben ser conscientes de ello y dotarse de los conocimientos necesarios para guiar a sus hijos. Entender qué son las habilidades motrices es la primera mitad de la batalla. Veámoslo más de cerca.

Para poder actuar de forma consciente y controlada moviendo un músculo, primero la persona debe tener la capacidad de «sentir» el movimiento del músculo. Las dificultades en las habilidades motoras surgen cuando una persona no puede moverse o pierde la capacidad de moverse para completar una acción prevista. Esto puede tener un impacto significativo en el rendimiento escolar y la motivación.

Actividades de motricidad gruesa y fina

Cuando tu bebé es un recién nacido, su cerebro no está lo suficientemente maduro para controlar sus movimientos. En su lugar, tendrá reflejos primitivos, como girar la cabeza hacia un lado cuando le acaricies la mejilla (reflejo de enraizamiento) y enroscar la mano alrededor de tu dedo si se lo pones en la palma (reflejo de prensión). A medida que el bebé madura, muchos de los reflejos desaparecen y se desarrollan las habilidades motoras voluntarias.

El desarrollo de la motricidad en los bebés comienza en la parte superior y desciende por el cuerpo. Así, el recién nacido aprende a controlar primero el cuello y la cabeza, luego los hombros y después la espalda. Tu bebé controla los brazos antes que las manos, y las manos antes que los dedos.

Por ejemplo, cuando tu hijo tenga 2 años será capaz de utilizar un juguete para clasificar formas. Utilizará la motricidad gruesa para mantener su cuerpo lo suficientemente estable como para agarrar las formas con firmeza. A continuación, utilizará la motricidad fina para girar cada forma y encajarla en la ranura correcta.

La motricidad gruesa son los movimientos más grandes que utilizan los músculos grandes de los brazos, las piernas, el torso y los pies. Algunas de las habilidades motrices gruesas que tu bebé dominará son darse la vuelta, sentarse, gatear, ponerse de pie y desplazarse. Otras habilidades motrices gruesas que vienen después son caminar, subir escaleras, ponerse en cuclillas, correr, saltar y dar patadas a una pelota.

Habilidades motoras gruesas

Esta será una época de enorme desarrollo para su hijo. Puede que sigan menos los plazos, pero estarán desarrollando nuevas y emocionantes habilidades todo el tiempo. Será muy importante supervisarles, ya que es fácil que se caigan al ponerse de pie, caminar y explorar más, y porque les gusta meterse cosas en la boca.

Dale a tu hijo tiempo al aire libre. Deje que corra y juegue. Entrar y salir de las cajas es uno de sus juegos favoritos. Recuerde vigilarles de cerca cuando estén fuera: ¡pueden moverse muy rápido cuando quieren! Dale a tu hijo un papel grande y un lápiz de colores grande y permítele hacer garabatos. Trabaje con ellos para resolver rompecabezas sencillos que sólo tengan unas pocas piezas grandes. Deja que coja las piezas y guíe su mano mientras las coloca.

Actividades interiores de motricidad gruesa

Generalmente consideradas como el movimiento y el uso de las manos y las extremidades superiores, las habilidades motoras finas incluyen alcanzar, agarrar y manipular objetos con las manos. La motricidad fina también implica la visión, concretamente la motricidad visual, a menudo denominada coordinación mano-ojo. La motricidad visual es necesaria para coordinar las manos, las piernas y el resto del cuerpo.

La diferencia entre la motricidad gruesa y la fina radica en los músculos que se utilizan. La motricidad gruesa se refiere a los músculos grandes y la motricidad fina a los más pequeños. Los bebés y los niños pequeños necesitan mucho tiempo de juego y práctica para desarrollar los músculos pequeños necesarios para la motricidad fina. Más información sobre todos los hitos del desarrollo según la edad.

Un bebé de 3 a 6 meses aprende a empujar sobre los codos en posición prona y, con el tiempo, es capaz de empujar sobre las manos. Estas actividades son el inicio de la estabilidad de los hombros y el desarrollo del arco de las manos, que se utilizan más adelante para actividades de fuerza y coordinación, como lanzar una pelota, o actividades de precisión, como escribir con un lápiz.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad