Saltar al contenido

¿Qué es la música popular de Bolivia?

marzo 23, 2022
¿Qué es la música popular de Bolivia?

Música andina bolivia

La Morenada es una danza folclórica cuyo origen es discutido. Esta danza se practica principalmente en Bolivia[1] así como en Perú[2][3][4] y en los últimos años con la inmigración boliviana en Chile, Argentina y otros países.

La morenada es una de las danzas más representativas de la cultura boliviana. Destaca por la difusión de la danza y la música en las fiestas patronales y cívicas de diferentes regiones del país. La morenada fue declarada Patrimonio Cultural de Bolivia en 2011, a través de la Ley Nº 135, por su reconocida importancia a nivel nacional e internacional[5] A su vez, esta danza es interpretada durante el Carnaval de Oruro, en honor a la Virgen del Socavón, declarada Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad por la UNESCO. También se puede apreciar principalmente en la Fiesta del Gran Poder de la ciudad de La Paz también declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la misma institución y en todas las entradas folklóricas que se realizan en la mayoría de los pueblos, localidades y en muchos de los barrios de cada una de las ciudades de Bolivia ( en la ciudad de La Paz existen al menos 246 entradas folklóricas anuales, en cada una de las cuales se baila la morenada) .

Música andina

Saber más sobre los tipos de música en Bolivia es saber más sobre las regiones que componen el país. La música boliviana es tan rica, dinámica y variada como su población multiétnica. Aparte de las influencias extranjeras e internacionales, siendo las notas españolas las más resonantes, cada una de las más de 30 etnias del país tiene su propio estilo de música indígena y sus instrumentos de acompañamiento.

Por otro lado, el este de Bolivia presume de música alegre: está la chacarera o el taquirari. El sur de Bolivia tiene el tipo de música más animado, muy influenciado por la música de los gauchos (vaqueros) de Argentina.

Música y danza tradicional boliviana

Kjarkas es un grupo de música andina de Capinota (Cochabamba, Bolivia) creado en 1965 por los hermanos Hermosa y Edgar Villarroel. El nombre «Los Kjarkas» proviene del trabajo quechua Kharka que significa «fuerza».

Los Kjarkas pasaron más de 10 años perfeccionando la composición e interpretación de la música boliviana. Su primer gran concierto fue en La Paz en 1975, y ese mismo año acudieron al Festival de Música Folclórica de Bolivia en Brasil. Su primer álbum salió en 1976 e incluía 9 canciones, siendo la más conocida Bolivia, que se convirtió en un segundo himno nacional y, por supuesto, tenían que tocarla en todos sus conciertos.

El grupo se hizo más conocido y realizó giras no sólo en Bolivia, sino también en Sudamérica, Estados Unidos, Europa y Japón. En 1984, los Kjarkas fueron invitados al 15º Festival de Música Popular de Japón, donde más de 1.800 canciones compitieron por el primer premio. La canción de Ulises Hermosa, Florcita Azul, obtuvo el 10º puesto, y esta victoria marcó el inicio de la gloria de los Karkas todavía en el país del sol naciente.

Artistas musicales bolivianos

En junio de 2011, a través de un Decreto Supremo, los caporales junto a otras danzas fueron declarados Patrimonio Cultural e Inmaterial del Estado Plurinacional de Bolivia; según la entidad gubernamental, esta medida se tomó para frenar los intentos de apropiación por parte de los países vecinos[2].

La danza se confunde a menudo con la música saya, confusión que se debe en parte a los textos de las canciones populares de los caporales, como las compuestas por el popular grupo boliviano «Los Kjarkas»; este grupo hace muchas canciones bolivianas. También se debe a que una versión internacional de ballet de la Saya Caporal se baila como «Saya Moderna» (véase Saya Afro-Boliviana). Sin embargo, los caporales derivan de la «Saya»: como el «caporal» era un personaje de la «saya», cuando la danza de los caporales fue creada a finales de los años sesenta por la familia Estrada Pacheco, afirmaron haberse inspirado en la actuación de unos bailarines afrobolivianos de la región de los Yungas. La música es claramente de origen africano y el ritmo de los tambores son los pasos de la mezcla de ‘saya’ y ‘negritos’. El ritmo es ligeramente diferente al de la ‘Saya’. Esta danza se convirtió en una de las más populares de Bolivia, especialmente apreciada por los jóvenes de clase media y alta que se identifican con ‘el caporal’ y las payasadas machistas de la danza, forman grandes grupos de Caporales para el Carnaval, Gran Poder y otras «entradas».

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad