Saltar al contenido

¿Cuáles son las tres competencias de la lectura crítica?

marzo 23, 2022
¿Cuáles son las tres competencias de la lectura crítica?

Lectura activa

La forma de leer depende de lo que leemos y de por qué lo hacemos. La forma en que leemos una novela es diferente a la forma en que leemos un menú. Tal vez leamos para comprender un tema, para aumentar nuestros conocimientos, para analizar datos, para recuperar información o incluso para divertirnos. El propósito de nuestra lectura determinará el enfoque que adoptemos.

Cuando leemos por placer o hacemos una lectura de fondo sobre un tema, solemos leer el texto una vez, de principio a fin. Es posible que apliquemos técnicas de ojeo para hojear el texto rápidamente y captar lo esencial. Por lo tanto, nuestro compromiso con el texto puede ser bastante pasivo: buscamos una comprensión general de lo que se ha escrito, y tal vez sólo nos fijamos en las partes que nos parecen importantes.

Cuando leemos un ensayo, una disertación o una tesis, tenemos que leer activamente el texto varias veces. Durante todo el tiempo, utilizaremos nuestros conocimientos previos y los aplicaremos activamente a nuestra lectura, haciendo preguntas sobre lo que se ha escrito.

Tres etapas de la lectura crítica

La lectura crítica significa que un lector aplica ciertos procesos, modelos, preguntas y teorías que dan como resultado una mayor claridad y comprensión. En una lectura crítica hay más esfuerzo y comprensión que en un mero «hojeo» del texto. ¿Cuál es la diferencia? Si un lector «hojea» el texto, las características y la información superficiales son lo máximo a lo que llega el lector. Una lectura crítica llega a la «estructura profunda» (¡si es que existe tal cosa aparte del texto superficial!), es decir, a la coherencia lógica, al tono, a la organización y a una serie de términos que suenan muy importantes.

Al fin y al cabo, los autores diseñan textos para un público específico, y convertirse en un miembro del público objetivo facilita llegar al propósito del autor. Infórmese sobre el autor, la historia del autor y del texto, el público previsto por el autor; lea las introducciones y las notas.

Los lectores críticos buscan el conocimiento; no «reescriben» una obra para adaptarla a sus propias personalidades. Tu tarea como lector crítico ilustrado es leer lo que hay en la página, dando al escritor una oportunidad justa de desarrollar sus ideas y permitiéndote reflexionar de forma reflexiva y objetiva sobre el texto.

Ejercicios de lectura crítica

La forma en que leemos depende de lo que leemos y de por qué lo leemos. La forma en que leemos una novela es diferente a la forma en que leemos un menú. Tal vez leamos para comprender un tema, para aumentar nuestros conocimientos, para analizar datos, para recuperar información o incluso para divertirnos. El propósito de nuestra lectura determinará el enfoque que adoptemos.

Cuando leemos por placer o hacemos una lectura de fondo sobre un tema, solemos leer el texto una vez, de principio a fin. Es posible que apliquemos técnicas de ojeo para hojear el texto rápidamente y captar lo esencial. Por lo tanto, nuestro compromiso con el texto puede ser bastante pasivo: buscamos una comprensión general de lo que se ha escrito, y tal vez sólo nos fijamos en las partes que nos parecen importantes.

Cuando leemos un ensayo, una disertación o una tesis, tenemos que leer activamente el texto varias veces. Durante todo el tiempo, utilizaremos nuestros conocimientos previos y los aplicaremos activamente a nuestra lectura, haciendo preguntas sobre lo que se ha escrito.

Escritura crítica

Cuando eres un lector crítico, haces mucho más que recordar las ideas de un autor. Debes entender la idea principal (o la posición) del autor sobre un tema, ver las opiniones del autor y analizar las decisiones del autor sobre el uso de detalles de apoyo principales y menores como evidencia para apoyar la posición del autor. En otras palabras, los lectores críticos pueden entender cómo encajan las ideas para dar el punto de vista del autor, o el argumento, y evaluar si el argumento es creíble. Tanto si estás leyendo un ensayo académico como un editorial de periódico, la lectura crítica te permite sacar tus propias conclusiones de forma lógica sobre lo que dice un autor. Este curso le mostrará, como lector, cómo reconocer posiciones y pruebas y evaluar lo que lee. También le mostrará formas de evaluar la credibilidad de las fuentes escritas.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad