Saltar al contenido

¿Cómo hacer que los niños aprendan a leer más rápido?

marzo 25, 2022
¿Cómo hacer que los niños aprendan a leer más rápido?

¿Por qué mi hijo lee tan despacio?

Un nuevo estudio ha descubierto que el espaciado adicional en los libros puede ayudar a los niños a aprender a leer a mayor velocidad. Aprender a leer es una habilidad fundamental que todos los niños desarrollan en algún momento. Sin embargo, como cada niño es diferente, el momento en que aprende a leer también será completamente distinto. Algunos niños aprenden más rápido que otros, y otros necesitan un poco más de ayuda para captar el concepto. Algunos incluso se enfrentan a problemas neurológicos que pueden interponerse en su camino. Esto significa que siempre se realizan estudios para ver cómo ayudar a los niños que pueden necesitar un poco más de tiempo.

Según Medical Xpress, un nuevo estudio ha descubierto que el espaciado adicional en los libros y las palabras escritas puede ayudar a aumentar la velocidad de lectura de un niño tanto en casa como en la escuela. Que puede ayudarles a aprender a leer más rápido, y puede ayudarles a leer un libro más rápido. Este estudio fue realizado por la Universidad Anglia Ruskin y puede leerse en su totalidad aquí.

El estudio fue dirigido por el Dr. Steven Stagg y su objetivo era analizar los beneficios de espaciar las letras en los niños que eran disléxicos y en los que no lo eran. Se trata del primer estudio de este tipo que analiza cómo estos cambios pueden ayudar a reducir sus errores de lectura.

Cómo mejorar la lectura de los niños de 7 años

En contra de lo que algunos creen, aprender a leer no es un proceso «natural» que ocurra por sí solo. Es un proceso complejo que requiere la enseñanza adecuada de diversas habilidades y estrategias, como la fonética (conocer la relación entre letras y sonidos) y la conciencia fonémica.

La buena noticia es que, aunque la lectura en sí es un proceso complejo, los pasos que se dan para desarrollar estas habilidades son bastante sencillos y directos. Para enseñar a los niños a leer y convertirlo en una experiencia positiva y gratificante, pruebe las siguientes estrategias sencillas y probadas con el tiempo.

Las canciones infantiles no sólo son divertidas: la rima y el ritmo ayudan a los niños a escuchar los sonidos y las sílabas de las palabras, lo que les ayuda a aprender a leer. Una buena manera de fomentar la conciencia fonémica (una de las habilidades más importantes para aprender a leer) es aplaudir juntos y recitar canciones al unísono. Esta actividad lúdica y de unión es una forma fantástica de que los niños desarrollen implícitamente las habilidades de lectoescritura que los prepararán para el éxito en la lectura.

Cómo ayudar a los niños a aprender a leer

Leer a los niños pequeños sienta las bases para la lectura independiente posterior. Los problemas de lectura pueden ser difíciles de solucionar cuando se descubren en la escuela primaria. Pero muchos problemas de lectura pueden prevenirse si se empieza a leer en los años de infantil y preescolar.

Leer en voz alta es también una forma importante de ayudar a los niños a pasar de la etapa de bebé a la de niño pequeño. Entre los 1 y los 3 años, los niños pequeños tienen celebraciones y desafíos. Por eso les puede ayudar escuchar historias sobre otros niños y cómo se enfrentaron a sus miedos sobre lo que hay debajo de la cama o aprendieron a usar el orinal.

Los niños dan grandes saltos en su vocabulario durante esta época y aprenden las letras, las formas, los colores, el tiempo, los animales y las estaciones. Esto puede reforzarse con los libros. Elige libros con muchos dibujos que tu hijo pueda señalar y nombrar.

Pero aunque esté entusiasmado por conocer el mundo y experimentarlo, tu hijo necesita también una fuerte conexión contigo. Leer juntos con regularidad puede reforzar esa conexión, ayudando a tu hijo a sentirse seguro y cómodo.

¿Es mi hijo un lector rápido?

Problema – Hoy en día nos bombardean con tanto material de lectura que a menudo es imposible seguir el ritmo de este flujo continuo de información. El resultado es que acabamos desplazándonos por los titulares y los teasers en lugar de profundizar en los contenidos que realmente nos van a educar. Tanto si estamos en el trabajo como si somos estudiantes, a menudo tenemos que ir a contrarreloj para completar nuestras tareas o para estar al día de las últimas novedades en áreas de interés.

Solución – Por eso, la lectura rápida puede ser una habilidad vital y valiosa en el mundo actual. Las personas que aprenden a leer más rápido utilizando técnicas de lectura rápida de eficacia probada pueden leer hasta tres veces más rápido que el lector medio que lee entre 200 y 250 palabras por minuto.

Beneficios – La lectura rápida desafía al cerebro humano a rendir más y mejor. Al aprender a leer rápido, su cerebro se entrenará para absorber la información mucho más rápido de lo que está acostumbrado. Esto mejorará tanto su memoria como la funcionalidad de su cerebro. Hay otros beneficios, como la ampliación de los conocimientos generales y especializados, la mejora de la capacidad para resolver problemas, la mejora de la confianza en uno mismo o una mayor concentración.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad