Saltar al contenido

¿Cómo trabajar la comprensión lectora de forma lúdica?

marzo 24, 2022
¿Cómo trabajar la comprensión lectora de forma lúdica?

Qué es la lectura global

En las últimas décadas, los profesores han empezado a aplicar la nueva forma de enseñar a leer a los niños mediante el método analítico, llamado «global». El método global de lectura podría considerarse tanto un enfoque alternativo a los métodos tradicionales de enseñanza de las habilidades de comprensión lectora como un primer paso en la enseñanza de la alfabetización. Algunos centros de aprendizaje recomiendan incluso utilizar el nuevo método para enseñar a leer a los niños desde una edad temprana.

Se basa en tarjetas de memoria, que combinan básicamente letras con imágenes. El Método Global de Lectura se hizo popular después de que Glenn Doman, el padre del método, sugiriera que se enseñara a leer a los niños utilizando lo que él llamó el Método Global de Lectura.

El Método de Lectura Global incluye la presentación de la palabra completa a los niños y se basa en su percepción visual y en su capacidad para recordar la información visual. Así, el niño no lee la palabra letra por letra, sino que la recuerda como una imagen, que está formada por letras. Sin embargo, a diferencia de la imagen ordinaria que representa un objeto concreto, ésta denota una idea generalizada sobre el objeto o el acontecimiento, es decir, tiene un significado determinado.

Método de lectura global

A partir de mi investigación, llegué a la conclusión de que realizar actividades lúdicas de lectura y escritura con mi hijo sería beneficioso para su desarrollo. Si has seguido mi blog, probablemente sepas que mi hijo aprendió a leer a una edad muy temprana. Este logro NO era mi intención. Mi intención era exponerlo a tantas palabras como pudiera para que pudiera comunicar sus deseos y necesidades. No quería que fuera un comunicador tardío.

Como terapeuta de juego, a menudo descubrí que los niños que eran comunicadores tardíos recurrían a los golpes o a las patadas. Simplemente se sentían frustrados por no poder comunicar a los demás sus deseos. Esto también puede ser frustrante para los adultos. Sólo puedo imaginar cómo se siente un niño que experimenta esto.

Vi que mi hijo se interesaba por la lectura, las letras y el lenguaje a una edad temprana. Así que empecé a enseñarle el alfabeto, la fonética, las palabras a la vista y la combinación de sonidos de forma lúdica. Parecía que le gustaba cómo interactuaba con él a diario, así que seguí introduciéndole en la lectura y la alfabetización.

Cómo mejorar la comprensión lectora

La poesía siempre ha sido un poderoso medio para el mundo de la literatura infantil. Desde «Donde termina la acera», de Shel Silverstein, hasta «El libro de la cama», de Sylvia Plath, muchos poetas de renombre han escrito obras con los jóvenes lectores como público principal. Estas obras de poesía infantil crean recuerdos y sabiduría que los niños llevan a la edad adulta.

La poesía infantil nos enseña a ser valientes, a ser reflexivos y solidarios, a ser imaginativos y curiosos. Y lo que es más importante, la poesía infantil hace que la lectura sea más accesible. Es una utilidad de la poesía como medio que a menudo se pasa por alto, pero la poesía ofrece realmente un gran valor educativo para los lectores principiantes.

Un estudio de 2008 muestra que la lectura coral repetida de poesía aumentó la fluidez de la lectura oral y la comprensión lectora de los nuevos lectores. La poesía es una prosa que normalmente se escribe para ser recitada, así que tiene sentido que se preste a la lectura coral. Al principio, los nuevos lectores suelen leer lentamente y con una cadencia robótica. El flujo musical y rítmico de la poesía es una solución perfecta para fomentar la fluidez de una manera atractiva y divertida.

Enseñar a leer a un niño

En contra de lo que algunos creen, aprender a leer no es un proceso «natural» que se produce por sí solo. Es un proceso complejo que requiere la enseñanza adecuada de diversas habilidades y estrategias, como la fonética (conocer la relación entre letras y sonidos) y la conciencia fonémica.

La buena noticia es que, aunque la lectura en sí es un proceso complejo, los pasos que se dan para desarrollar estas habilidades son bastante sencillos y directos. Para enseñar a los niños a leer y convertirlo en una experiencia positiva y gratificante, pruebe las siguientes estrategias sencillas y probadas con el tiempo.

Las canciones infantiles no sólo son divertidas: la rima y el ritmo ayudan a los niños a escuchar los sonidos y las sílabas de las palabras, lo que les ayuda a aprender a leer. Una buena manera de fomentar la conciencia fonémica (una de las habilidades más importantes para aprender a leer) es aplaudir juntos y recitar canciones al unísono. Esta actividad lúdica y de unión es una forma fantástica de que los niños desarrollen implícitamente las habilidades de lectoescritura que los prepararán para el éxito en la lectura.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad