Saltar al contenido

¿Cuáles son los deberes de los adolescentes?

marzo 24, 2022
¿Cuáles son los deberes de los adolescentes?

Mis funciones en la vida como adolescente en la escuela

La adolescencia (del latín adolescere ‘madurar’) es una etapa de transición del desarrollo físico y psicológico que generalmente se produce durante el periodo comprendido entre la pubertad y la edad adulta (que suele corresponder a la mayoría de edad)[1][2] La adolescencia suele asociarse con los años de la adolescencia,[3][4] pero sus expresiones físicas, psicológicas o culturales pueden comenzar antes y terminar después. En la actualidad, la pubertad suele comenzar durante la preadolescencia, sobre todo en las mujeres[4][5] El crecimiento físico (sobre todo en los varones) y el desarrollo cognitivo pueden prolongarse hasta los 20 años. La edad es sólo un indicador aproximado de la adolescencia y los estudiosos no se han puesto de acuerdo en una definición precisa. Tradicionalmente, incluye las edades de 10 a 19 años, pero una definición más amplia incluye las edades de 10 a 24 años para dar cuenta de una comprensión más amplia de esta fase de la vida[6][7].

Una comprensión profunda de la adolescencia en la sociedad depende de la información de varias perspectivas, como la psicología, la biología, la historia, la sociología, la educación y la antropología. Dentro de todas estas perspectivas, la adolescencia se considera un período de transición entre la infancia y la edad adulta, cuyo propósito cultural es la preparación de los niños para los roles de los adultos[8] Es un período de múltiples transiciones que implican la educación, la formación, el empleo y el desempleo, así como las transiciones de una circunstancia vital a otra[9].

Roles y responsabilidades en casa en la adolescencia

La psiquiatría del niño y del adolescente es una psiquiatría del desarrollo. Se centra no sólo en los trastornos mentales, sino también en las complejas interacciones entre la maduración humana y la adaptación psicológica. Por lo tanto, lógica y científicamente, los déficits intrínsecos y las discapacidades del desarrollo, incluido el retraso mental, deberían ser responsabilidad de los psiquiatras de niños y adolescentes, que deberían estar muy interesados, formados y preocupados por estas condiciones.

De hecho, en los inicios de la psiquiatría, el retraso mental se consideraba una parte integral del campo. Los psiquiatras sentaron las primeras bases de los enfoques ilustrados y humanistas de la educación y la atención clínica de los niños retrasados. Sin embargo, reflejando los cambios en la actitud de la sociedad hacia los retrasados, nuestra profesión prácticamente se alejó de este campo en los años siguientes.

Recientemente, los psiquiatras de niños y adolescentes han renovado gradualmente su preocupación por el retraso mental. Desgraciadamente, con demasiada frecuencia han tendido a considerar el trabajo clínico con niños discapacitados del desarrollo como un área especializada, incluso exótica, de interés sólo para una pequeña fracción de los practicantes. Los programas de formación han hecho hincapié en la enseñanza de los distintos síndromes de retraso mental, más que en las habilidades para prestar servicios de salud mental a las personas con retraso mental. Muchos psiquiatras de niños y adolescentes siguen suscribiendo las nociones anticuadas de que las personas con discapacidades de desarrollo no pueden beneficiarse de los servicios psiquiátricos.

El papel de un adolescente en la comunidad

Los padres y cuidadores desempeñan un papel crucial en la salud, el desarrollo y el comportamiento de sus hijos. Criar niños felices y sanos es una preocupación primordial para todos ellos. Penn State Extension apoya a los padres, a los cuidadores y a los profesionales de la educación con valiosos recursos sobre los pormenores del cuidado de los niños. Aquí encontrará información sobre temas como la nutrición, la educación y la prevención de drogas y alcohol.

La falta de ejercicio combinada con una mala alimentación puede contribuir a la obesidad infantil y aumentar los riesgos de enfermedades asociadas. Por ello, se aconseja que los niños realicen al menos 60 minutos de actividad física diaria junto con una dieta rica en frutas, verduras, proteínas, cereales integrales y grasas buenas.

Animar a los niños a tomar decisiones más saludables es mucho más fácil cuando tienen un buen ejemplo que seguir. Entre los consejos de los padres que hay que tener en cuenta se encuentran las comidas frecuentes en familia y la posibilidad de que los niños tengan una experiencia deportiva positiva.

Los hábitos que se forman en la infancia suelen determinar la salud del niño en su adolescencia. Aprenda más sobre cómo mejorar la calidad de las prácticas de cuidado y educación de los niños con el programa Better Kid Care de Penn State Extension. El programa incluye recursos basados en la investigación y formación para los profesionales de la primera infancia y la edad escolar.

Roles y responsabilidades en la vida de un adolescente durante el covid-19

Cuando se trata de la disciplina, los expertos en crianza se centran en las cosas que cambian para los padres cuando su hijo comienza la adolescencia. Esto se debe a que los adolescentes empiezan a formar su identidad y necesitan más independencia. Por lo tanto, el trabajo de los padres cambia, pasando de ser la persona que manda todo el tiempo a ser más bien un monitor y un consejero.

Al notar que su trabajo como padre cambia, puede parecer que sus derechos y responsabilidades como padre también cambian. Es cierto, algunos derechos y responsabilidades pasan a tu hijo adolescente. Esto les da más libertad para tomar sus propias decisiones y ser más independientes. Sin embargo, hay algunos que seguirán siendo constantes a lo largo de la adolescencia de tu hijo.

Los padres, al igual que todos los miembros de la familia, tienen derecho a ser tratados con respeto. Esto incluye no sólo a los padres y a los adolescentes, sino también a los hermanos y a los miembros de la familia extensa que puedan vivir en el hogar.

La confianza es un tema importante entre padres y adolescentes. Aunque los adolescentes pueden cometer errores -y los padres deben dar a sus hijos la posibilidad de ganarse de nuevo su confianza-, eso no quita la responsabilidad de los padres de evitar que sus hijos menores se hagan daño estableciendo normas y diciendo «no» cuando sea necesario.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad