Saltar al contenido

¿Qué mensaje nos deja Helen Keller?

marzo 26, 2022
¿Qué mensaje nos deja Helen Keller?

Escuela Perkins para ciegos

Con la ayuda de una profesora excepcional, Anne Mansfield Sullivan, de la Escuela para Ciegos Perkins, Helen Keller aprendió el lenguaje de signos y el braille. Unos años más tarde, aprendió a hablar. De adulta se convirtió en una incansable defensora de las personas con discapacidad. Y en 1925, asistió a la Convención Internacional de Clubes de Leones y desafió a los Leones a convertirse en “caballeros de los ciegos en la cruzada contra la oscuridad”.

En 1971, la Junta Directiva de Lions Clubs International declaró que el 1 de junio sería recordado como el Día de Helen Keller. Los Leones de todo el mundo llevan a cabo proyectos de servicio relacionados con la vista en el Día de Helen Keller.

Supongo que habrán oído la leyenda que representa a la oportunidad como una dama caprichosa, que llama a todas las puertas pero una vez, y si la puerta no se abre rápidamente, pasa de largo, para no volver jamás. Y así es como debe ser. Las damas encantadoras y deseables no esperan. Tienes que salir y agarrarlas.

Yo soy tu oportunidad. Estoy llamando a tu puerta. Quiero ser adoptada. La leyenda no dice lo que debes hacer cuando varias oportunidades hermosas se presentan en la misma puerta. Supongo que tienes que elegir la que más te guste. Espero que me adopten. Soy la más joven aquí, y lo que te ofrezco está lleno de espléndidas oportunidades de servicio.

Escuela Horace Mann para

Helen Adams Keller fue una autora, activista y conferenciante estadounidense. Fue la primera persona estadounidense sorda y ciega que se graduó en la universidad. Desde muy joven decidió comunicarse con el mundo, a pesar de sus barreras de comunicación. Se convirtió en una prolífica autora, defensora de la guerra y portavoz de los derechos de las mujeres y los trabajadores. También es una inspiración para millones de personas.

Helen Keller nació en Alabama en 1880. A los diecinueve meses contrajo una misteriosa enfermedad que la dejó sorda y ciega. Entabló amistad con la hija del cocinero de su familia, que creó con ella un lenguaje de signos. A los siete años, Helen utilizaba más de 60 signos con su familia. Sabía que podía comunicarse.

En 1886, su madre leyó el libro de Charles Dickens “American Notes” sobre la exitosa educación de un niño sordo y ciego. Decidió buscar ayuda para Helen y se puso en contacto con la profesora de 20 años Anne Sullivan. Se convirtió en la instructora y amiga de Helen durante los siguientes 49 años. Helen aprendió Braille y lo utilizó para aprender francés, alemán y griego.

La escuela de cambridge de

El tema central de La Obrera Milagrosa es la comunicación. La obra de William Gibson se basa en la historia real de Annie Sullivan, una joven de Massachusetts que en la década de 1880 consiguió enseñar a Helen Keller, una joven sordociega de Alabama, a comunicarse mediante el lenguaje de signos. Gracias a Sullivan, Keller se convirtió en la primera persona sordociega en obtener una licenciatura, y más tarde se convirtió en una destacada escritora y política…

Cuando Annie Sullivan conoce a Helen Keller por primera vez, no se llevan bien. Helen se comporta de forma salvaje y no muestra ningún respeto por Annie, ya que nadie ha sido capaz de enseñarle a comportarse. Al final de la obra, sin embargo, Helen ha aprendido a tratar a Annie con respeto y, además, a utilizar el lenguaje como herramienta para educarse a sí misma sobre el mundo en general. Helen tuvo profesores antes que Annie, pero ninguno…

A lo largo de la obra, Gibson contrasta los métodos que Annie Sullivan utiliza para enseñar a Helen Keller con los métodos que utilizan los propios padres de Helen. El enfoque de los padres de Helen se puede resumir en una palabra: lástima. Mientras que Annie es rigurosa en sus esfuerzos por educar a Helen, los padres de Helen, Arthur Keller y Kate Keller, optan por mimarla, dándole caramelos para tranquilizarla y negándose a castigarla cuando se porta mal. Mientras que los métodos de Arthur y Kate podrían…

La muerte de Helen Keller

La Sociedad Helen Keller se fundó en 1958, inspirada por la gran Helen Keller. A lo largo de los años, la Sociedad ha pasado de ser un hogar para mujeres ciegas solteras a un centro de jubilación para residentes videntes y discapacitados visuales, además de prestar servicios de baja visión a la comunidad en general.

Al igual que el propósito de la Sociedad ha evolucionado a lo largo de los años, también lo ha hecho nuestra inspiración para llevar a cabo nuestra actividad. No sólo nos inspiramos en la inimitable Helen Keller, sino que también la devota y cariñosa atención de Anne Sullivan es lo que nos mantiene inspirados a diario en nuestro trabajo con los ancianos, los discapacitados visuales y auditivos, y sus familias.

Encargamos la pintura de un retrato que ahora cuelga en nuestro vestíbulo y que representa con precisión el amor, el cuidado y la compasión que Ana le brindó a Helen, cambiando su vida milagrosamente para mejor. Sirve como recordatorio constante para cada uno de nosotros aquí en la Sociedad de lo que aspiramos a lograr a diario.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad