Saltar al contenido

¿Quién creó el sol y la luna?

marzo 26, 2022
¿Quién creó el sol y la luna?

Cuando se crearon el sol y la luna en la biblia

Imagen de Licencia de esta imagenPara obtener la licencia de esta imagen o para obtener más información, póngase en contacto con nuestro equipo de licencias.Envíenos un correo electrónicoPodemos gestionar su solicitud con mayor rapidez si incluye la siguiente información:Descargar imagenAl descargar esta imagen acepta que no la utilizará con fines comerciales, tal como se define en nuestros términos y condiciones completos.Puede utilizar la imagen para:Indique que acepta todos los términos para continuar

JPPara otros usos, como catálogos y exposiciones, emisiones, publicidad, cubiertas de libros y embalajes comerciales, se aplican nuestras condiciones comerciales.

BETABETAExhibida en el V&A South KensingtonSolicite ver en la Sala de Estudio de Grabados y Dibujos, nivel D , Caja DG, Estante 11A, Caja 9Dios creando el Sol y la LunaImpreso1626 (realizado)Artista/FabricanteVillamena, Francesco (grabador)Rafael (artista)Lugar de origenItalia

Dios divide el agua de la tierra capilla sixtina

El sistema solar está formado por el Sol, los planetas que orbitan alrededor del Sol, sus satélites, los planetas enanos y muchísimos objetos pequeños, como asteroides y cometas. Todos estos objetos se mueven y podemos ver estos movimientos. Observamos que el Sol sale por el cielo del este por la mañana y se pone por el cielo del oeste por la tarde. Observamos diferentes estrellas en el cielo en diferentes momentos del año. Cuando los antiguos hacían estas observaciones, imaginaban que el cielo se movía realmente mientras la Tierra permanecía inmóvil. En 1543, Nicolás Copérnico (Figura 24.21) propuso una idea radicalmente distinta: la Tierra y los demás planetas realizan revoluciones regulares alrededor del Sol. También sugirió que la Tierra giraba una vez al día sobre su eje. La idea de Copérnico fue ganando aceptación poco a poco y hoy en día basamos nuestra visión de los movimientos en el sistema solar en su obra. Ahora también sabemos que todo en el universo se mueve.

Antes hemos hablado de la rotación y la revolución de la Tierra. La Tierra gira una vez sobre su eje cada 24 horas aproximadamente. Si miráramos la Tierra desde el Polo Norte, estaría girando en sentido contrario a las agujas del reloj. A medida que la Tierra gira, los observadores en la Tierra ven que el Sol se mueve a través del cielo de este a oeste con el comienzo de cada nuevo día. A menudo decimos que el Sol está “saliendo” o “poniéndose”, pero en realidad es la rotación de la Tierra la que nos da la percepción de que el Sol sale o se pone sobre el horizonte. Cuando miramos la Luna o las estrellas por la noche, también parecen salir por el este y ponerse por el oeste. La rotación de la Tierra también es responsable de esto. Cuando la Tierra gira, la Luna y las estrellas cambian de posición en nuestro cielo.

¿En qué día se crearon el sol y la luna?

Se ha debatido entre los teólogos si el sol y la luna existirán en el estado eterno. A primera vista, 2 Pedro 3:10-13 parece ser definitivo sobre el tema, afirmando que los cuerpos celestes se disolverán o derretirán y que la tierra y sus obras serán expuestas (RV, NVI) o quemadas (RVA, RSV). Sin embargo, sabemos que Dios promete crear nuevos cielos y una nueva tierra (Isaías 65:17; 2 Pedro 3:13; Apocalipsis 21:1) y ¿eso significará un nuevo sol y una nueva luna? Además, hay otros pasajes que hablan del sol y la luna después de la creación de los nuevos cielos y la nueva tierra. Ya sea que se hable negativamente (en relación con algún aspecto o función que ya no se necesita) o positivamente, refiriéndose a señales y estaciones, hay menciones del sol y la luna en el estado eterno. En este artículo exponemos esos versículos y profundizamos en lo que la Biblia dice realmente sobre el futuro del sol y la luna.

Cuando el sol y la luna se presentan por primera vez en las Escrituras, ni siquiera se nombran, simplemente se les llama luces mayores y menores (Génesis 1:16). La primera mención del sol por su nombre, שׁמשׁ (shemesh-la palabra hebrea más común para sol) no ocurre hasta Génesis 15:12. La primera mención de la luna por su nombre ירח (yareach-el nombre más comúnmente usado para luna) no aparece hasta más tarde, en Génesis 37:9. Pero el propósito del sol y la luna está claramente establecido en Génesis 1:17-18. Deben alumbrar la tierra, separar la luz de las tinieblas y gobernar el día y la noche. Además, dado que forman parte de las luces de la expansión de los cielos (Génesis 1:14), también se les asigna la función de delinear las señales y las estaciones, y los días y los años.

Dios creando el sol y la luna

Antes del cuarto día había un tipo de luz pero en este día Dios creó el sol para dar una luz brillante que se llamó día. También creó las estrellas y la luna que vemos en el cielo nocturno. Gracias a esto pudieron existir las estaciones y el tiempo como lo conocemos hoy.

Sólo tenemos que mirar el cielo nocturno lleno de estrellas para sentir la majestuosidad de Dios. Cuando sabemos que cada una de las estrellas que vemos puede ser tan grande como nuestro propio sol, ¡se asombra la mente! Los científicos creen que la Vía Láctea tiene 625.000 billones de millas (un millón de billones de kilómetros) de diámetro. Intenta poner ceros a esa cifra.

Nos cuesta comprender que Dios creó no sólo nuestro mundo, sino también el gran universo. Los científicos intentan determinar qué hay exactamente en nuestro universo. Se esfuerzan por encontrar otras formas de vida y formas de fomentar la vida en la luna. Aunque la exploración del espacio responde a numerosas preguntas, muchas más siguen sin respuesta.

¿No es sorprendente que la Tierra esté a la distancia justa del sol para que recibamos suficiente luz y calor? Si la Tierra estuviera más cerca, el calor sería tan extremo que la destrucción ardiente sería inevitable. ¿No es asombroso que la Tierra y la Luna tengan trayectorias orbitales que garantizan que no colisionen entre sí ni con el sol? ¿No es increíble que la Tierra sea el único planeta que tiene la cantidad justa de oxígeno para la vida vegetal y animal? Dios tenía un plan para nuestra existencia. Hizo un universo que complementa cada aspecto. ¿Quién sino un Dios vivo podría haber creado una obra maestra tan maravillosa?

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad