Saltar al contenido

¿Cuáles son las musicas más bailables?

marzo 27, 2022
¿Cuáles son las musicas más bailables?

Canciones de batalla de baile

Es raro ser testigo de la aparición de un nuevo momento musical, pero -en clubes y campos de festivales y dentro de nuestros auriculares- hemos vivido colectivamente el nacimiento de la música de baile moderna esta década.  A medida que la música evolucionaba desde sus orígenes de house y techno en Chicago, Detroit y Nueva York, cruzaba de vuelta a los Estados Unidos desde Europa -donde el sonido había madurado en los años 90 y 00- creaba un movimiento juvenil genuino, alimentado por gotas de bajo y explosiones de confeti.  Era ruidoso. Era fresco. Era emocionante. Era nuestro.

A medida que la música de baile se fue imponiendo en la década de 2010, el sonido se dividió en géneros, subgéneros y subsubgéneros, con productores superestrella que establecían el sonido y el potencial de ingresos de la escena y productores de dormitorio que evolucionaban la música en tantas direcciones como la tecnología emergente de la década les permitía moverse.

Con el espectro del género ampliándose continuamente, los innumerables artistas, fiestas, festivales, sellos, canciones y géneros de la escena podían parecer a veces dispares, pero en conjunto estas piezas se sumaron nada menos que a una revolución del baile que generó emoción, dinero, luchas de poder, controversia, alegría y que en última instancia -y lo más importante- nos hizo bailar a millones de personas.

Éxitos de la danza

La música dance-pop como género reconocido se remonta a la revolución de la música disco de mediados de los años 70. Desde entonces, el dance-pop ha desempeñado un papel crucial en el pop mainstream. Estas son las 25 mejores canciones dance-pop de más de cuatro décadas.

Clifton Davis, que formaba parte del equipo de compositores de la Motown, escribió “Never Can Say Goodbye”, que fue grabada por primera vez por los Jackson 5 en 1970. La canción llegó al número 2 de la lista de éxitos de Estados Unidos. En 1974, los productores rehicieron la canción como disco para la cantante de R&B Gloria Gaynor. Entre los productores estaba Meco Monardo, que más tarde alcanzó el número 1 en la lista de singles pop con una versión disco de “Star Wars Theme”. La grabación de Gloria Gaynor de “Never Can Say Goodbye” forma parte de una suite disco de 19 minutos de duración en la primera cara del álbum del mismo nombre. Se trata de una innovadora mezcla extendida que sentaría las bases para las posteriores remezclas de singles de 12 pulgadas utilizadas en las discotecas.

“Never Can Say Goodbye” llegó a los 10 primeros puestos de la lista de éxitos del pop estadounidense y se disparó hasta el número 1 de la incipiente lista de éxitos de la música disco. Es un hito que preparó el camino para la revolución de la música disco. Gloria Gaynor regresó en 1978 con otro éxito discotequero que definió su carrera, “I Will Survive”, que se convirtió en un éxito pop.

Canciones de fiesta que todo el mundo conoce

Para la música electrónica y de baile, las principales cuestiones existenciales del año fueron el contexto. ¿Para qué sirve esta música -y dónde es mejor que exista- en una época en la que se cancelan los festivales, se vigilan las raves del desierto, los chicos del club no pueden ir a la discoteca y las fiestas en casa son potencialmente letales?

Pero mientras las circunstancias eran sombrías, la música de baile lanzada durante 2020 era cualquier cosa menos eso. La música de baile, que llegaba a nuestras salas de estar, alimentaba nuestros entrenamientos y hacía mover las cabezas de forma intermitente a lo largo de la jornada laboral, nos animaba, aumentaba nuestro ritmo cardíaco, creaba nostalgia por todos esos buenos tiempos y anhelaba ese momento en el que las puertas de los festivales volvían a abrirse. Así que, fundamentalmente, el papel de la música de baile este año ha sido el de ayudarnos a seguir adelante mientras el ejército se arrastra hacia la línea de meta de 2020. En toda su gloria palpitante y brillante, hizo exactamente eso.

“Bodies” habría sido la canción del verano, si este verano no hubiera sido totalmente malo y se hubiera sentido realmente como un verano. The Knocks se asoció con el trío de pop-rock queer MUNA para rendir homenaje a algo que no sabíamos que echaríamos tanto de menos hasta que nos lo quitaron: bailar encima de desconocidos en sótanos abarrotados y sudorosos. Con una serie de sonidos edificantes, sintetizadores soleados y un bombo constante, “Bodies” es el éxito que necesitábamos en 2020. Tal vez un día, pronto, podamos vivir su mensaje. – MEGAN VENZIN

Las mejores canciones para bailar

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  “Música de baile” – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (abril de 2015) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

Los ejemplos y la perspectiva de este artículo tratan principalmente de la cultura occidental y no representan una visión mundial del tema. Puedes mejorar este artículo, discutir el tema en la página de discusión o crear un nuevo artículo, según corresponda. (Septiembre de 2009) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

La música de baile es una música compuesta específicamente para facilitar o acompañar el baile. Puede ser una pieza musical completa o parte de un arreglo musical más amplio. En términos de interpretación, las principales categorías son la música de baile en vivo y la música de baile grabada. Aunque existen testimonios de la combinación de danza y música en la antigüedad (por ejemplo, los jarrones de la antigua Grecia muestran a veces a bailarines acompañados por músicos), la primera música de baile occidental que podemos reproducir con cierta certeza son las danzas antiguas. En la época del Barroco, los principales estilos de danza eran las danzas de la corte de la nobleza (véase Danza del Barroco). En la época de la música clásica, el minué se utilizaba con frecuencia como tercer movimiento, aunque en este contexto no acompañaba a ningún baile. El vals también surgió más tarde en la época clásica. Ambos formaron parte del periodo de la música romántica, que también vio el surgimiento de otras formas de danza nacionalistas como la barcarola, la mazurca, la ecossaise, la balada y la polonesa.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad