Saltar al contenido

¿Quién es el autor de la obra El Príncipe Feliz?

abril 15, 2022

El príncipe feliz gutenberg

De las diversas obras cortas para niños de Oscar Wilde, «El príncipe feliz» (1888) ocupa un lugar especial como su cuento emblemático, y es quizás la declaración definitiva de Wilde sobre la relación entre la belleza interior y exterior. El príncipe feliz» es un cuento triste que claramente debe mucho a los cuentos de hadas anteriores, especialmente a los de Hans Christian Andersen. Sin embargo, también es una historia típicamente wildeana.

El Príncipe Feliz del título de la historia se refiere a una estatua, hecha de plomo pero pintada de oro por todas partes. Los ojos de la estatua son zafiros, y en la empuñadura de la espada que sostiene hay un rubí rojo brillante. La estatua se encuentra en lo alto de una ciudad, y es admirada por los que viven allí porque parece feliz y «como un ángel».

Una noche, una golondrina sobrevuela la ciudad, ya que se ha quedado en el norte de Europa cuando sus amigos volaron al sur, a Egipto, para pasar el invierno. La golondrina se ha quedado por amor: está enamorada de un junco que conoció en primavera. Sin embargo, empieza a cansarse del carrizo, porque ella coquetea con el viento cada vez que éste sopla, y cuando le pregunta si se irá con él, ella parece negar con la cabeza.

Quién es el autor del príncipe feliz

SINOPSIS El Príncipe FelizLa Baldufa ha celebrado 15 años con una nueva producción: El Príncipe Feliz, una historia de Oscar Wilde, que la compañía ha iniciado desde la cosmovisión conceptual que nos caracteriza y que, bajo la dirección de Jorge Picó, no dejará indiferente a nadie.

El Príncipe Feliz es la historia de una majestuosa estatua que contempla una ciudad. La estatua es la de un príncipe que había tenido una vida fácil y lujosa, completamente despreocupado por lo que ocurría más allá de los muros de su castillo. Ahora, está atado a esa estatua inmóvil y suntuosa, bañada en oro y con piedras preciosas. Sin embargo, ahora no es feliz. Desde su privilegiada colina, puede observar la miseria de la mayoría de los habitantes de la ciudad; la pobreza de la que antes no era consciente se convierte ahora en su dolor y cada noche llora por la impotencia de no poder ayudarles.

Un día, una golondrina que sobrevolaba la ciudad de camino a África, se refugió a los pies de la estatua para pasar allí la noche. Al ver la tristeza de la estatua se compadeció de ella y accedió a ayudarla a pesar de que no le quedaba mucho tiempo; el invierno se acercaba y tenía que emigrar a tierras más cálidas donde la esperaban sus compañeras golondrinas.

Resumen del príncipe feliz

Esta obra es una adaptación bellamente lírica y fiel del clásico cuento de hadas de Oscar Wilde. Encargada por el Centro Kennedy para las Artes Escénicas, esta obra espiritualmente convincente cuenta la historia de una golondrina migratoria que se hace amiga de un príncipe de piedra. El príncipe, que antes era un ser humano egoísta, se ha transformado en una estatua adornada con deslumbrantes joyas y colocada en lo alto de una escuálida ciudad. Juntos, el pájaro y el príncipe aprenden las lecciones de la amistad y el sacrificio. Un coro de gente del pueblo ayuda a contar esta sentida historia moral que enseña al público joven el verdadero significado de la caridad, la responsabilidad social y el sacrificio.

Derechos de retransmisión en directo y de grabación y retransmisión disponibles Para consultar algunas preguntas frecuentes sobre la retransmisión en directo, haga clic aquí. Para solicitar los derechos de retransmisión en directo o de grabación y transmisión, rellene este formulario.

El príncipe feliz y otros cuentos

El príncipe feliz y otros cuentos (o relatos) es una colección de cuentos para niños de Oscar Wilde publicada por primera vez en mayo de 1888. Contiene cinco cuentos: «El príncipe feliz», «El ruiseñor y la rosa», «El gigante egoísta», «El amigo devoto» y «El notable cohete».

En una ciudad llena de pobres que sufren, una golondrina que se quedó atrás después de que su bandada volara a Egipto para pasar el invierno[1] se encuentra con la estatua del difunto «Príncipe Feliz»,[2] que en realidad nunca ha experimentado el verdadero dolor, pues vivía en un palacio donde no se permitía la entrada del dolor. Desde su alto monumento,[2] el Príncipe Feliz, viendo varias escenas de gente que sufre en la pobreza,[3] le pide a la golondrina que tome el rubí de su empuñadura,[2] los zafiros de sus ojos,[4] y el pan de oro que cubre su cuerpo[5] para dárselo a los pobres. Cuando llega el invierno y el Príncipe Feliz se ve despojado de toda su belleza, su corazón de plomo se rompe cuando la golondrina muere como consecuencia de sus actos desinteresados y del intenso frío. [El pueblo, inconsciente de su buena acción, retira la estatua del pilar por su ruindad (con la intención de sustituirla por una del Alcalde,[6]) y el metal se funde en un horno, dejando atrás el corazón roto y la golondrina muerta; son arrojados en un montón de polvo.[7] Estos son llevados al cielo por un Ángel que los ha considerado las dos cosas más preciosas de la ciudad. Esto es afirmado por Dios, y viven para siempre en su «ciudad de oro»[6] y jardín del Paraíso.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad