Saltar al contenido

¿Cómo enseñar las tablas de multiplicar a un niño con autismo?

marzo 23, 2022
¿Cómo enseñar las tablas de multiplicar a un niño con autismo?

Cómo enseñar la división a un niño autista

Si eres profesor de alumnos con autismo, puede que estés buscando formas especiales de enseñarles conceptos y procedimientos matemáticos. Esta lección se centra en las estrategias para la enseñanza de la multiplicación.

Aprender a multiplicarEn la clase de Lisa, un aula inclusiva de tercer grado, los niños con necesidades especiales aprenden junto a sus compañeros de desarrollo típico. Este año, Lisa, la educadora especial del aula, tiene tres alumnos con espectro autista. Está especialmente interesada en ayudar a estos alumnos a alcanzar sus objetivos académicos, incluso cuando trabaja con ellos de forma individual en ciertas luchas sociales y emocionales. Una de las mayores tareas de los alumnos de tercer grado es el aprendizaje de la multiplicación, y Lisa sabe que la comprensión de los conceptos y procedimientos asociados a esta operación será clave para el futuro éxito matemático de sus alumnos. En cierto modo, enseñar la multiplicación a sus alumnos con autismo no es diferente de enseñársela a cualquier niño; sin embargo, Lisa llega a comprender que algunas de las características del autismo pueden requerir un enfoque instructivo particular.

La enseñanza de las matemáticas a los alumnos con asperger

Los niños con autismo tienen problemas de memoria a corto plazo. Tienen serias dificultades para recordar cosas como responder a una pregunta de qué había para comer hace 10 minutos o repetir una secuencia de números, un número de teléfono, etc.

Los horarios parecen ser un hueso duro de roer. Al fin y al cabo se trata de memoria y nada de cálculo. Todos lo aprendimos en la escuela. Quién más rápido quién más lento. En realidad no importa. Pero las ideas que hay detrás de cómo motivar a un estudiante enfadado para que se sepa la dichosa tabla de multiplicar porque le ayudará en el futuro a la humanidad a SABERLA?

Enseñar álgebra a estudiantes con autismo

Cuando Mariam Mohamed tenía nueve años, era la principal responsable de leer el correo de su familia, ayudar a sus hermanos pequeños con los deberes y asistir a su madre a estudiar para el examen de ciudadanía estadounidense.

«Sentía que siempre estaba enseñando», dijo durante una reciente entrevista telefónica. «Me encantaba. Me encantaba cada vez que veía a alguien entusiasmado por aprender un nuevo concepto. Sentía que esto es lo que me hace feliz. Esto es lo que me gusta hacer».

Para entonces, Mariam, de ascendencia somalí y nacida en los Emiratos Árabes Unidos, llevaba unos tres años viviendo en Estados Unidos. Siguió siendo la maestra no oficial de la familia y la lectora del correo durante toda su adolescencia.

Más tarde, cuando Mariam comenzó sus estudios en la Metropolitan State University, en St. Paul, no tuvo que pensar mucho para declarar una especialidad: Se formó para ser profesora de primaria. En 2015, Mariam se graduó con una licenciatura en educación urbana.

En la actualidad, Mariam no solo es profesora de sexto grado en la MTS Banaadir Academy, una escuela concertada de Minneapolis con alumnos predominantemente somalíes, sino también autora de dos libros infantiles, Ayeeyo’s Golden Rule y What I Wish You Knew My Cousin Ali.

Enseñar a multiplicar a los alumnos autistas

Enseñar matemáticas a los niños con autismo es sencillo y factible si se siguen algunos principios clave. Seguir estas pautas facilitará la comprensión de esta asignatura y ayudará a garantizar el éxito de su hijo en el aprendizaje de los conceptos básicos y más.

Cuando mi hijo era pequeño, utilizábamos mucho las tarjetas didácticas.    Eran unas herramientas estupendas para aprender y repasar mucho.    Puedes utilizarlas para aprender cualquier cosa, desde el reconocimiento de números y el recuento hasta el cálculo, si tu hijo llega hasta ahí.

Una vez que tu hijo comprenda mejor los conceptos aritméticos básicos, puedes empezar a ayudarle a memorizar las operaciones matemáticas de adición. Consulta este artículo para obtener ideas sobre cómo ayudarle en esta etapa.

Una vez que haya memorizado las operaciones de adición, el siguiente paso es enseñarle a sumar dos dígitos con un dígito.    El aprendizaje de esta habilidad nos llevó a un escollo sobre el que quiero advertirte.    Es un problema que creo que es exclusivo del autismo.

El escollo que puedes encontrar cuando tu hijo está aprendiendo a sumar dos dígitos con un dígito puede continuar cuando aprende a sumar dos dígitos con dos dígitos.    Pero la paciencia, la persistencia y mucha práctica son la clave en este caso. Consulta este artículo para saber más.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad