Saltar al contenido

¿Quién diseñó el FIAT Panda?

abril 13, 2022

Fiat panda 4×4

Fiat Panda El Fiat Panda es un coche urbano del fabricante italiano de automóviles Fiat. El primer Fiat Panda se introdujo en 1980, y se produjo hasta 2003 con sólo unos pocos cambios. En la actualidad, a veces se le llama el “viejo Panda”. El segundo modelo, lanzado en 2003, se denomina a veces “Nuevo Panda” o “Nuova Panda” (en italiano), y fue el Coche Europeo del Año en 2004. La tercera generación, que debutará en el Salón del Automóvil de Fráncfort en septiembre de 2011, se ensamblará en Italia, en Pomigliano d’Arco. En más de 31 años, Fiat ha vendido más de 6,5 millones de Pandas en todo el mundo.

Mecánicamente, los primeros Pandas tomaron prestados muchos recambios de Fiat. Los motores y las transmisiones procedían del Fiat 127 y, en algunos territorios, el motor bicilíndrico de 652 cc refrigerado por aire del Fiat 126. El plan de un coche mecánicamente sencillo también se hacía patente en la suspensión trasera, que utilizaba un eje muerto suspendido sobre ballestas. Las versiones posteriores del coche añadieron varias mejoras mecánicas, pero este espíritu de robusta simplicidad se mantuvo durante toda la vida del modelo.

Fiat panda 312

Alguien lo llamó “nevera”, otros, con el mismo cariño que uno siente por su primo tonto, lo llamaron “Pandino”. Otros incluso mostraron su eterno amor y gratitud llamándolo “Pandina”. Al final, nadie podía permanecer impasible ante este coche, que ciertamente no destacaba por su estética, pero que al menos demostraba que Italia también podía ser “móvil”. Y pensar que la última versión especial salió a la venta hace apenas unos meses, cuando el Fiat Panda cumplía 40 años.

Imagínese: estamos a finales de los años 70, el Panda aún no se ha creado pero ya tiene su primer apodo: frigorífico. Así lo revela Fabrizio Giugiaro, de 12 años, hijo de Giorgetto, tras ver los bocetos del coche en la mesa de la cocina: “Papá lo llamaba contenedor o nevera, por su forma cuadrada que le proporcionaba una gran habitabilidad”. Detrás de la ironía se esconde la grandeza de este coche: El Panda debe parecer un utilitario, pero ofrecer mayor volumen, debe ser barato pero fiable, debe ser un coche de ciudad, pero llevarte de vacaciones a la playa. En definitiva, tiene que romper con un pasado en el que “coche utilitario” significaba “pequeño e incómodo”. Y lo consigue.

Fiat panda gebraucht

Giugiaro diseña un coche con una mecánica de primera motorización, económica, pero destinada a un público joven. En comparación con los coches económicos contemporáneos y gracias a los avances tecnológicos, Panda en lugar de un máximo de servicios en un espacio reducido, ofrece más espacio a bajo coste.

Panda no pretende miniaturizar los servicios de los coches de lujo y más grandes, sino que ofrece un nuevo uso del espacio interior, empezando por el asiento del conductor llegando a la zona de equipaje, e impone el “mínimo” como tema coherente con el enfoque diferente del coche.

Internamente, el bolsillo de la bolsa, ocupa el lugar del salpicadero, el asiento trasero es ajustable en dos posiciones diferentes, según la cantidad de equipaje, pero también puede convertirse en una cuna y puede ser completamente desmontado en menos de 15 segundos.

Fiat panda elettra

Cuando se lanzó el Fiat Panda original en 1980, se establecieron nuevos estándares para el diseño de coches pequeños. Diseñado por Giorgetto Giugiaro y Aldo Mantovani en la nueva agencia Italdesign de Giugiaro, el pequeño Fiat se desarrolló a lo largo de los últimos años de la década de 1970 como un vehículo utilitario perfecto para el mercado de masas.

Originalmente iba a llamarse “Rustica”, y era el equivalente italiano del Citroën 2CV francés, un coche dirigido a la comunidad rural que exigía eficiencia, espacio y simplicidad. Pero algo sucedió entre el concepto y la creación, y cuando el coche llegó a la producción, su minimalismo de los años 70 evolucionó hacia un idealismo de los años 80 con visión de futuro. Sin ningún tipo de nostalgia, Giorgetto Giugiaro lo describió en una ocasión como “un par de vaqueros: una prenda sencilla y práctica sin pretensiones”. Como todos los grandes coches pequeños, el Panda también carecía casi por completo de clase, simbolizando una actitud y un ethos más que un estatus. Incluso hubo una versión eléctrica en 1990 y el modelo duró 23 años antes de ser sustituido.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad