Saltar al contenido

¿Cuál es el animal que tiene cuatro corazones?

abril 15, 2022

El mamífero más pequeño

El pulpo es un molusco de cuerpo blando y ocho extremidades del orden Octopoda (/ɒkˈtɒpədə/, ok-TOP-ə-də[3]). El orden consta de unas 300 especies y se agrupa dentro de la clase Cephalopoda con los calamares, las sepias y los nautiloides. Al igual que otros cefalópodos, un pulpo es bilateralmente simétrico, con dos ojos y una boca en forma de pico en el punto central de las ocho extremidades[a] El cuerpo blando puede alterar radicalmente su forma, lo que permite a los pulpos colarse por pequeños huecos. Llevan sus ocho apéndices detrás mientras nadan. El sifón se utiliza tanto para la respiración como para la locomoción, expulsando un chorro de agua. Los pulpos tienen un complejo sistema nervioso y una excelente vista, y se encuentran entre los invertebrados más inteligentes y de comportamiento más diverso.

Los pulpos habitan en varias regiones del océano, como los arrecifes de coral, las aguas pelágicas y el fondo marino; algunos viven en la zona intermareal y otros en las profundidades abisales. La mayoría de las especies crecen rápidamente, maduran pronto y son de corta duración. En la mayoría de las especies, el macho utiliza un brazo especialmente adaptado para depositar un haz de esperma directamente en la cavidad del manto de la hembra, tras lo cual se vuelve senescente y muere, mientras que la hembra deposita los huevos fecundados en una guarida y los cuida hasta que eclosionan, tras lo cual también muere. Las estrategias para defenderse de los depredadores incluyen la expulsión de tinta, el uso de camuflaje y exhibiciones de amenaza, la capacidad de surcar rápidamente el agua y esconderse, e incluso el engaño. Todos los pulpos son venenosos, pero sólo se sabe que los pulpos de anillos azules son mortales para los humanos.

Los animales más tontos

«Concluimos que existe un diseño en la evolución de las conexiones venosas del corazón, los músculos pectíneos, las válvulas atrioventriculares’, los tendones del ventrículo izquierdo, los tractos de salida y las grandes arterias. Un aspecto descuidado en el estudio de la evolución es el de la anticipación. Las aurículas y los ventrículos de los peces parecen tener una previsión incorporada para actualizarse a la estructura humana de cuatro cámaras. Esta transformación se realiza por etapas: el tronco cede el paso a las grandes arterias, se produce un desplazamiento adecuado en las grandes arterias, el ventrículo izquierdo disminuye su esponjosidad y aumenta el tamaño de su lumen, el aparato cordopapilar se vuelve más sofisticado, la circulación coronaria sufre cambios y la comunicación interventricular se cierra. Esta progresión evolutiva apunta a un diseño y plan maestro durante incontables milenios».

El corazón de los peces (figura 1a) es muy diferente al de los anfibios/reptiles/aves/mamíferos (figuras 1b y c). Los corazones son muy complejos: no son sólo un montón de arterias y venas que conectan tejidos al azar. Los corazones de los peces se limitan a aspirar sangre desoxigenada en una sola aurícula y a bombearla a través de un ventrículo. Este sistema se denomina «circulación única», ya que la sangre entra en el corazón, se

Animales con cerebros múltiples

Los cefalópodos tienen mucho corazón, tres corazones para ser exactos. Los dos corazones branquiales impulsan la sangre desoxigenada a través de las branquias, mientras que el corazón sistémico bombea la sangre oxigenada por todo el cuerpo.

El pulpo dumbo, un pulpo de aguas profundas, utiliza sus aletas en forma de oreja para flotar en la columna de agua. Cuando fue observado en 2014 durante la expedición del Golfo de México del Okeanos Explorer de la NOAA, este dumbo tenía una postura corporal con las patas enrolladas nunca antes vista.

La inteligencia conlleva la capacidad de aprender. Los científicos se dieron cuenta por primera vez de que los cefalópodos tenían talento para aprender tras la publicación de un estudio pionero realizado por un investigador alemán llamado Jakob von Uexkull en 1905. Uexkull hizo pasar hambre a un grupo de pulpos durante quince días y luego les presentó cangrejos ermitaños con anémonas en sus caparazones. Los pulpos, hambrientos, atacaron rápidamente a los cangrejos ermitaños, aunque después de algunas picaduras de las anémonas pronto evitaron por completo a los cangrejos. Estaba claro que los pulpos eran más inteligentes de lo que se creía y, por ello, a principios del siglo XX los científicos empezaron a probar los límites de la capacidad de aprendizaje de los cefalópodos.

Animales híbridos

Todos damos por sentado nuestro corazón: el fascinante órgano que todos llevamos dentro y que late continuamente para mantener el bombeo de la sangre en nuestro cuerpo. El flujo sanguíneo garantiza que el oxígeno, los nutrientes de los alimentos, las hormonas y los productos de desecho lleguen a las células correctas. El corazón es esencial para mantener vivos a los seres humanos y a la mayoría de los animales. Los corazones son aún más interesantes cuando examinamos lo que hacen, su aspecto, su funcionamiento y las similitudes y diferencias de los corazones de las especies de todo el planeta. ¿Es el corazón de una jirafa similar al del ser humano? ¿Qué animal sobrevive a pesar de no tener corazón? ¿Puede un corazón latir realmente más de 1.500 veces por minuto? De los dinosaurios a los insectos, de los humanos a los perros, este artículo analiza lo que realmente ocurre en el interior, explorando el mundo de la anatomía del corazón.

Seguro que sabes que los humanos y las jirafas tienen un solo corazón, como la mayoría de los animales, pero no todos. Los pulpos y calamares (animales llamados cefalópodos) tienen tres corazones. Dos corazones bombean la sangre a las branquias para tomar oxígeno, y el otro bombea la sangre por todo el cuerpo (Figura 1). Los gusanos también son inusuales, con cinco estructuras llamadas arcos aórticos que actúan como corazones básicos. El mixto, a veces llamado anguila, tiene un corazón verdadero y tres bombas accesorias que ayudan a mover la sangre. Cuando creías que lo habías oído todo, algunos animales no tienen corazón. Las medusas, las estrellas de mar e incluso los corales se las arreglan muy bien sin corazón. Las estrellas de mar ni siquiera tienen sangre, lo que explica que no necesiten corazón. En su lugar, utilizan unas pequeñas estructuras parecidas a pelos, llamadas cilios, para empujar el agua de mar a través de su cuerpo y extraen el oxígeno del agua.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad