Saltar al contenido

¿Qué le dijo un cero a otro?

marzo 24, 2022
¿Qué le dijo un cero a otro?

Qué dijo el cero al ocho respuestas de la hoja de trabajo de matemáticas

-1 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 → Lista de números – Enteros ← 0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 →Cardinal0, cero, «oh» (/oʊ/), nought, naught, nilOrdinalZeroth, noughth, 0thBinary02Ternary03Octal08Duodecimal012Hexadecimal016Árabe, kurdo, persa, sindhi, urdu٠Números hindúes०Chinese零, 〇Khmer០Thai๐

El 0 (cero) es un número,[1] y el dígito numérico utilizado para representar ese número en los numerales. Desempeña un papel central en las matemáticas como identidad aditiva de los enteros, los números reales y muchas otras estructuras algebraicas. Como dígito, el 0 se utiliza como marcador de posición en los sistemas de valor posicional. Los nombres del número 0 en inglés incluyen zero, nought (Reino Unido), naught (Estados Unidos; /nɔːt/), nil, o -en contextos en los que al menos un dígito adyacente lo distingue de la letra «O»-oh u o (/oʊ/). Los términos informales o de argot para cero incluyen zilch y zip.[2] Ought y aught (/ɔːt/),[3] así como cipher,[4] también se han utilizado históricamente.[5][6]

El matemático italiano Fibonacci (c. 1170-1250), que creció en el norte de África y al que se atribuye la introducción del sistema decimal en Europa, utilizó el término zephyrum. Éste se convirtió en zefiro en italiano, y luego se contrajo a cero en veneciano. La palabra italiana zefiro ya existía (significa «viento del oeste» del latín y el griego zephyrus) y puede haber influido en la ortografía al transcribir el árabe ṣifr.[10]

Cero bromas

Pero eso no podría estar más lejos de la realidad. Las abejas cuentan los puntos de referencia cuando navegan hacia las fuentes de néctar. Las leonas cuentan el número de rugidos que oyen de una manada intrusa antes de decidir si atacan o se retiran. Algunas hormigas llevan la cuenta de sus pasos; algunas arañas llevan la cuenta de cuántas presas quedan atrapadas en su tela. Una especie de rana basa todo su ritual de apareamiento en el número: si un macho grita -un pew quejumbroso seguido de una breve nota pulsante llamada chuck- su rival responde colocando dos chucks al final de su propia llamada. La primera rana responde entonces con tres, la otra con cuatro, y así hasta unas seis, cuando se quedan sin aliento.

Prácticamente todos los animales que los científicos han estudiado -insectos y cefalópodos, anfibios y reptiles, aves y mamíferos- pueden distinguir entre diferentes números de objetos en un conjunto o sonidos en una secuencia. No sólo tienen un sentido de «mayor que» o «menor que», sino un sentido aproximado de la cantidad: que dos es distinto de tres, que 15 es distinto de 20. Esta representación mental del tamaño de los conjuntos, denominada numerosidad, parece ser «una capacidad general» y antigua, afirma Giorgio Vallortigara, neurocientífico de la Universidad de Trento (Italia).

¿Qué le dijo el 0 al 10?

Los niños empiezan a comprender el uso de los números exactos simbólicos alrededor de los tres años (Wynn, 1990, 1992). Aunque ya se conocen muchos detalles sobre el desarrollo de la comprensión de los números naturales, el desarrollo de la comprensión del cero sigue siendo mayoritariamente desconocido, y no está integrado en ningún modelo de cognición numérica. Todavía se desconoce en gran medida cómo se maneja y comprende el cero en tareas en las que los números naturales simbólicos ya son utilizados con éxito por los preescolares. El objetivo principal del presente estudio es describir con más detalle el desarrollo de la comprensión del cero y considerar sus implicaciones teóricas.

Los modelos relativos al desarrollo de la cognición numérica no pueden, en su mayoría, especificar cómo se integra la comprensión del cero en el conocimiento numérico más general. Como punto de partida, en la literatura infantil, hay acuerdo en que la información numérica no simbólica (como las matrices de puntos, y las series de sonidos o eventos) es probablemente procesada por dos representaciones (Feigenson et al., 2004; Piazza, 2010). Los modelos dominantes proponen que, en los bebés, la información numérica es manejada por el impreciso Sistema Numérico Aproximado (Feigenson et al., 2004; Piazza, 2010) o por el Sistema de Seguimiento de Objetos relacionado con la atención visual (Feigenson et al., 2004). Sin embargo, no está claro si alguno de estos sistemas puede manejar el cero (ver más detalles sobre cómo estos modelos pueden o no dar cuenta del procesamiento del cero en el Material Suplementario).

¿Por qué el matemático derramó toda su comida en el horno

El ordenador en el que estás leyendo este artículo ahora mismo funciona en binario: cadenas de ceros y unos. Sin el cero, la electrónica moderna no existiría. Sin el cero, no hay cálculo, lo que significa que no hay ingeniería moderna ni automatización. Sin el cero, gran parte de nuestro mundo moderno se desmorona literalmente.

Otros animales, como los monos, han evolucionado hasta comprender el concepto rudimentario de la nada. Y los científicos acaban de informar de que incluso los diminutos cerebros de las abejas pueden calcular el cero. Pero sólo los humanos se han apoderado del cero y lo han convertido en una herramienta.

Números como el uno, el dos y el tres tienen una contrapartida. Podemos ver una luz encendida. Podemos oír dos pitidos de la bocina de un coche. ¿Pero el cero? Requiere que reconozcamos que la ausencia de algo es una cosa en sí misma.

«El cero está en la mente, pero no en el mundo sensorial», dice Robert Kaplan, profesor de matemáticas de Harvard y autor de un libro sobre el cero. Incluso en los confines vacíos del espacio, si puedes ver estrellas, significa que estás siendo bañado por su radiación electromagnética. En el vacío más oscuro, siempre hay algo. Tal vez un verdadero cero -es decir, la nada absoluta- pueda haber existido en el tiempo anterior al Big Bang. Pero nunca podremos saberlo.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad