Saltar al contenido

¿Qué es el concepto de lectura?

marzo 23, 2022
¿Qué es el concepto de lectura?

La importancia de la lectura

Explore las múltiples facetas de la lectura, que es una interacción entre un lector y un texto. Descubra el proceso cognitivo que implica la lectura, los pasos del proceso de lectura, los elementos de la comprensión lectora y la fluidez lectora.

¿Qué es la lectura? La lectura se define como un proceso cognitivo que implica la decodificación de símbolos para llegar a un significado. La lectura es un proceso activo de construcción del significado de las palabras. Leer con un propósito ayuda al lector a dirigir la información hacia un objetivo y a centrar su atención. Aunque las razones para leer pueden variar, el propósito principal de la lectura es comprender el texto. La lectura es un proceso de pensamiento. Permite al lector utilizar lo que ya sabe, también llamado conocimiento previo. Durante este procesamiento de la información, el lector utiliza estrategias para comprender lo que está leyendo, emplea temas para organizar las ideas y utiliza pistas textuales para encontrar el significado de nuevas palabras. Cada uno de los tres componentes de la lectura es igualmente importante. Veamos los componentes.

Concepto de competencia lectora

Para que los alumnos de lenguas extranjeras puedan leer, tienen que estar preparados para utilizar diversas habilidades y estrategias que ya poseen por sus experiencias de lectura en su lengua materna. Necesitarán los conocimientos que poseen para orientarse en las múltiples dimensiones del lenguaje implicadas en cualquier texto. Los investigadores han establecido que el acto de leer es un proceso no lineal, recursivo y dependiente del contexto.

Pedir a un alumno que «lea» un texto requiere que los profesores especifiquen un objetivo de lectura. Un objetivo mínimo es pedir al alumno que encuentre determinadas construcciones gramaticales o que identifique palabras relacionadas con características o temas concretos de la lectura.    Pero estos objetivos son siempre parciales. Por ejemplo, un texto también revela mucho sobre los lectores para los que está escrito y mucho sobre el tema que los estudiantes de lenguas extranjeras pueden o no conocer o anticipar.

Leer implica incorporar lo que una persona ya sabe con diferentes fuentes de conocimiento en la memoria. El término conocimiento previo puede referirse a muchas experiencias anteriores diferentes en la vida y en el aprendizaje de idiomas. Entre ellas se encuentran la familiaridad con un tema, su contexto, sus esquemas o expectativas procedimentales, y las estrategias para leer detalles del lenguaje y rasgos estilísticos.

Comprender el proceso de lectura

Para los educadores e investigadores, la lectura es un proceso polifacético que incluye áreas como el reconocimiento de palabras, la ortografía (deletreo), la alfabetización, la fonética, la conciencia fonémica, el vocabulario, la comprensión, la fluidez y la motivación[5][6].

Otros tipos de lectura y escritura, como los pictogramas (por ejemplo, un símbolo de peligro y un emoji), no se basan en sistemas de escritura basados en el habla[7] El vínculo común es la interpretación de los símbolos para extraer el significado de las anotaciones visuales o las señales táctiles (como en el caso del Braille)[8].

Cada vez hay más pruebas que ilustran la importancia de la lectura por placer, tanto para fines educativos como para el desarrollo personal[9]: Lectura de un periódico en Catania, Sicilia.

La lectura es una actividad típicamente individual, realizada en silencio, aunque en ocasiones una persona lee en voz alta para otros oyentes; o lee en voz alta para uso propio, para una mejor comprensión. Antes de la reintroducción del texto separado (espacios entre palabras) a finales de la Edad Media, la capacidad de leer en silencio se consideraba bastante notable[10] [11].

Concepto de lectura y escritura

«Leer» es el proceso de mirar una serie de símbolos escritos y obtener un significado de ellos. Cuando leemos, utilizamos nuestros ojos para recibir símbolos escritos (letras, signos de puntuación y espacios) y utilizamos nuestro cerebro para convertirlos en palabras, frases y párrafos que nos comunican algo.

La lectura es una habilidad receptiva: a través de ella recibimos información. Pero el complejo proceso de la lectura requiere también la habilidad de hablar, para poder pronunciar las palabras que leemos. En este sentido, la lectura es también una habilidad productiva, ya que recibimos información y la transmitimos (aunque sólo sea a nosotros mismos).

¿Es necesario leer para hablar inglés? La respuesta corta es no. Algunos hablantes nativos no saben leer ni escribir pero hablan inglés con fluidez. Por otro lado, la lectura es algo que puedes hacer por ti mismo y que amplía enormemente tu vocabulario, ayudándote así a hablar (y a escuchar y escribir). Por lo tanto, la lectura es una habilidad y una actividad muy valiosa, y se recomienda que los estudiantes de inglés traten de leer lo más posible en inglés.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad